Juan Pablo II condena el «brutal atentado» suicida de Jerusalén

Print Friendly, PDF & Email

Pierden la vida siete personas, además del kamikaze

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 22 febrero 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha manifestado su dolor y cercanía a los familiares de las víctimas del «brutal atentado» suicida que tuvo lugar este domingo en Jerusalén, en el que perdieron la vida al menos siete personas, además del kamikaze.

En un telegrama dirigido al delegado apostólico en Jerusalén, el arzobispo Pietro Sambi, el Papa «deplora firmemente el nuevo y brutal atentado realizado en Jerusalén y asegura su cercanía a los familiares de las víctimas».

Al mismo tiempo, el mensaje, enviado en nombre del Santo Padre por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, exhorta «a las autoridades y los ciudadanos a no dejarse llevar por la absurda dinámica de la violencia».

El obispo de Roma propone más bien «intensificar el compromiso por hacer que llegue antes la tan deseada hora de la paz».

El atentado tuvo lugar cuando el kamikaze hizo estallar la carga explosiva que llevaba en su cuerpo a bordo del autobús de línea de Jerusalén número 14. Al cierre de esta edición 62 personas habían sido heridas en el atentado, de las cuales unas 10 gravemente, según han informado las agencias de noticias internacionales.

Entre las víctimas, según la policía, hay niños que habían tomado el autobús para ir a la escuela.

Según la televisión de Hizbulah («partido de Dios»), el suicida pertenecía a los Mártires de Al Aqsa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }