Promover la dignidad del niño en Tailandia, próximo objetivo de la Infancia Misionera

El país asiático sufre el fenómeno de la prostitución infantil

Share this Entry

AQUISGRÁN, miércoles, 25 febrero 2004 (ZENIT.org).- «Los niños tienen voz» será el lema y Tailandia será el objetivo de la recogida de fondos de los niños de la rama alemana de la Obra Pontifica de la Infancia Misionera para el año 2005.

Estos niños, al inicio de cada año, recaudan donativos para niños necesitados de todo el mundo a través de la actividad del coro de los chavales «Cantores de la Estrella».

La recogida es organizada por la Obra Pontificia en colaboración con la Asociación de jóvenes católicos alemanes (BDJK) que, junto con los representantes de las diócesis, han elegido recientemente el lema y el país símbolo para la próxima campaña de solidaridad.

«El comercio de niños está considerado un crimen grave según el derecho internacional. En todo el mundo 1,2 millones de niños son secuestrados, obligados a trabajar, reclutados para combatir en las guerras o están inmersos en el círculo de la prostitución», denunció a «Fides» el padre Andreas Mauritz, presidente de la BDJK.

De hecho alertó que, «según datos oficiales, sólo en Tailandia entre 60.000 y 200.000 niños son obligados a prostituirse».

«Cuando nuestros niños caminan por las calles vestidos de Reyes Magos su mensaje es: “Todos niños ha sido creado por Dios y son amados por Él”. Con sus cantos quieren prestar su voz a tantos niños que nadie acoge y cuya dignidad es pisoteada», explicó el presidente de la Obra Pontificia de la Infancia Misionera en Alemania, monseñor Winfried Pilz, aludiendo al tema de la próxima campaña de solidaridad.

«Con la recogida promovida por los Cantores de la Estrella –añadió– intentamos ayudar a cuantos trabajan por devolver a los niños su dignidad y darles una vida respetable».

Desde principios del año 1959, la colecta de los «Cantores de la Estrella» alemanes se ha convertido en una de las iniciativas de solidaridad más importantes en el mundo que ve a los niños trabajar por sus coetáneos necesitados.

Desde entonces se han recogido cerca de 280 millones de euros que han financiado proyectos de apoyo a los niños en todos los continentes. En el 2003, con una colecta de cerca de 32,17 millones de euros se alcanzó un nuevo record de donativos.

Con estos fondos, cada año se promueven proyectos de evangelización, educación, sanidad, alimentación, abastecimiento hídrico y reinserción social así como proyectos de emergencia.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")