Nueva edición del libro que inspiró «La Pasión de Cristo» de Mel Gibson

Print Friendly, PDF & Email

Recoge las meditaciones de la futura beata Anna Katharina Emmerick

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MADRID, martes, 6 abril 2004 (ZENIT.org).- El «Apostolado Mundial de Fátima» en España, a través de su editorial «Sol de Fátima», ha impreso una nueva edición del libro «La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo» de Anna Katharina Emmerick con gran éxito, según ha confirmado la organización a Zenit.

Como es sabido, Mel Gibson se ha inspirado en la realización de su última película, «La Pasión de Cristo» –en España se estrenó el pasado 2 de abril–, en el Evangelio y también en algunos pasajes del libro de Emmerick para la elaboración del guión.

Desde el año 1985, la editorial «Sol de Fátima» tiene editados en castellano diversos volúmenes de esta mística alemana. El libro «La amarga pasión de Nuestro Señor Jesucristo», como los otros títulos –«Vida y Visiones», «Vida de la Virgen Niña» y «Vida de María Madre»–, llevan 21 años gozando de una gran acogida entre el público católico.

El reconocimiento de un milagro, ocurrido en Alemania en 1880, por parte de la Santa Sede el 7 de julio de 2003 abrió las puertas a la beatificación de Anna Katharina Emmerick (1774-1824), religiosa agustina originaria de Westfalia (Alemania).

Desde los cuatro años de edad tuvo frecuentes visiones de la historia de la Salvación. Tras muchas dificultades causadas por la pobreza de la familia y su oposición a que eligiera la vida religiosa, ingresó a los 28 años de edad en el monasterio de Agnetenberg, en Dülmen.

Suprimido el monasterio por las autoridades civiles, se trasladó a una casa particular. Desde 1813 en adelante, la enfermedad la obligó a la inmovilidad.

«Llevó consigo los estigmas de la Pasión del Señor y recibió carismas extraordinarios que empleó para consuelo de numerosos visitantes. Desde el lecho desarrolló un gran y fructífero apostolado», constató el prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal José Saraiva Martins, al leer el decreto de reconocimiento del milagro ante Juan Pablo II.

Desde aquel mismo año, Anna Katharina Emmerick tampoco tuvo más alimento que la Comunión, y pasó por tres exhaustivas investigaciones de la diócesis, la policía bonapartista y las autoridades. En sus últimos años vivió día a día la predicación y la Pasión de Jesús.

Exclaustrada por la invasión napoleónica, inválida y estigmatizada, la religiosa agustina trataba de describir en su dialecto bajo-alemán las visiones cotidianas de lo sobrenatural que ella misma encontraba indecibles.

Un notable escritor alemán, Clemens Brentano, al tener noticia de ello, trabó conocimiento con la monja, se convirtió y permaneció al pié de la cama de la enferma copiando los relatos de la vidente desde 1818 a 1824.

Al fallecer la religiosa, el escritor ordenó el material depositado en sus diarios. Preparó un índice de las visiones y la edición de «La amarga Pasión de Nuestro Señor Jesucristo». El libro fue un acontecimiento mundial.

El escritor alemán comenzó entonces a ordenar las visiones de la «Vida de María». Brentano murió dejando la tarea inacabada. En lo sucesivo, distintos especialistas editaron los «Diarios» y compilaron, cada uno a su modo, las visiones sobre la Iglesia, el Antiguo Testamento, la Vida pública de Jesús y la Iglesia naciente.

Los volúmenes editados por «Sol de Fátima» cuentan con las debidas licencias eclesiásticas para su impresión y están registrados por esta editorial con Copyright tanto su traducción como los textos –que son fieles y exactos a los originales en alemán–, realizada por el P. Pablo Baussman, también alemán y originario de la misma zona que Anna Katharina Emmerick.

Más información y pedidos en www.soldefatima.com.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }