Liberado el obispo chino arrestado

Print Friendly, PDF & Email

La Santa Sede había protestado públicamente

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, domingo, 18 abril 2004 (ZENIT.org).- Las autoridades chinas han liberado al obispo clandestino de la diócesis de Zheng Ding (Hebei), cuyo arresto –entre el 5 y el 14 de abril– suscitó la enérgica protesta de la Santa Sede.

Al circular la noticia de la detención de monseñor Julio Jia Zhiguo, fieles católicos pidieron a la policía su puesta en libertad para que pudiera presidir la celebración de los ritos de la Semana Santa, según ha revelado la agencia AsiaNews. Fue liberado días después de Pascua.

El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, afirmó en un comunicado que este tipo de arrestos «no es admisible en un Estado de Derecho que declara garantizar “la libertad de religión” y “respetar y preservar los derechos humanos”» (Cf. Zenit, 7 de abril de 2004).

De 69 años de edad, monseñor Julio Jia Zhiguo ha vivido casi todo su ministerio episcopal (fue consagrado en 1980) bajo arresto domiciliario. A veces, en ocasiones de importantes reuniones del Partido o de visitas de jefes de Estado y personalidades extranjeras, es detenido y aislado en lugares desconocidos. El prelado ya ha pasado 20 años en prisión.

Está al frente de la diócesis de Zheng Ding, una de las más vivas de Hebei, la zona con mayor concentración de católicos: aproximadamente un millón y medio. Se ocupa del cuidado de un centenar de huérfanos discapacitados.

El pasado 5 de marzo, monseñor Wei Jingyi, obispo «clandestino» de la diócesis china de Qiqihar, fue arrestado en el aeropuerto de Harbin (Heilogjiang, al noroeste de China) cuando acudió a recoger a unos amigos extranjeros. Fue liberado el 14 de marzo después de que también protestara la Santa Sede.

En estos momentos, en China hay unos cincuenta obispos y sacerdotes encarcelados o sin libertad para ejercer su ministerio. Además, una veintena de religiosos están en la cárcel o en campos de trabajos forzados.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }