Croacia celebra 1.700 años de una de las diócesis más antiguas del mundo

SPLIT, jueves, 29 abril 2004 (ZENIT.org).- Una novena marca los preparativos de la celebración de los 17 siglos de la institución de la archidiócesis croata de Split-Makarska, una de las más antiguas del mundo.

Share this Entry

La celebración conclusiva tendrá lugar el próximo 7 de mayo, día del patrono, San Domnio, obispo de la antigua Salónica y mártir.

En la Santa Misa presidida por el delegado pontificio, el cardenal Jan Pieter Schotte, secretario general del Sínodo de los Obispos, participarán otros cinco purpurados y 25 prelados, numerosos representantes políticos y fieles procedentes de todas las regiones del país báltico y del extranjero.

Las celebraciones se abrieron el 28 de abril en la catedral de San Domnio con la Eucaristía, oficiada por el obispo de Mostar-Duvno, Ratko Peric. También se han organizado eventos culturales, tales como conciertos y exposiciones.

Además el 6 de mayo se expondrán a los fieles las reliquias de San Domnio, que se custodian en la catedral erigida en el antiguo mausoleo del emperador Diocleciano, construido entre el siglo III y IV.

Y es que la actual ciudad de Split, que incluye la antigua sede episcopal de Salónica, conserva en su centro el palacio y el mausoleo de Diocleciano, que fue uno de los más crueles perseguidores de los cristianos.

«Aquí la historia no se callaba», dijo Juan Pablo II, peregrino en tres ocasiones en tierras croatas, al entrar en la catedral de Split el 4 de octubre de 1998.

«La historia sigue sin callar», dijo recientemente el arzobispo Marin Barisic, que actualmente ocupa la cátedra de San Domnio. «Ello es testimoniado también por la masiva participación de los fieles en la preparación de las celebraciones», constató, según recoge «Radio Vaticano».

La archidiócesis de Split-Makarska cuenta con unos 410.000 católicos, 204 sacerdotes diocesanos, 165 sacerdotes religiosos, 24 seminaristas mayores, 190 religiosos no sacerdotes y 517 religiosas.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación