Molucas: el obispo de Ambon lanza un S.O.S a la ONU y al mundo entero

El reciente estallido del conflicto parece no tener salida, advierte

Share this Entry

YAKARTA, viernes, 30 abril 2004 (ZENIT.org).- Tras seis días consecutivos de violencia, el obispo de la diócesis de Ambon, en las Molucas (Indonesia), monseñor Pietro Canisius Mandagi MSC, ha lanzado este viernes un mensaje en el que revela el origen del nuevo conflicto y pide ayuda a la ONU y a toda la comunidad internacional.

Si bien el prelado aclaró el miércoles a «Asianews» que las auténticas raíces de la violencia que ha vuelto a estallar en el archipiélago indonesio de las Molucas no son religiosas, sino más bien políticas, se teme que toda la región pueda caer en una guerra entre musulmanes y cristianos semejante a la de tres años atrás, que costó la vida a 5.000 personas y el desplazamiento de 700.000.

Y es que «los cristianos temen ser etiquetados como independentistas e identificados con los separatistas del RMS, lo que no corresponde a la verdad», explicó monseñor Mandagi el jueves a «Fides».

«Los musulmanes por su parte, ven la situación internacional, Irak y Oriente Medio, y temen una intervención de los estados occidentales, reivindicando así su identidad islámica –analizó–. La guerra está todavía demasiado cerca, las heridas del pasado no se han cicatrizado. Por ello es fácil, aprovechar esta situación y encender la violencia».

«La violencia ha estado claramente provocada por grupos con objetivos políticos –añadió–. Está unida a las elecciones curso en Indonesia. Algunos quieren crear conflicto e inestabilidad en las Molucas para decir que es mejor elegir un “hombre fuerte” como jefe de la nación (…) que quizá pertenezca a las Fuerzas Armadas».

Este viernes se han registrado más combates entre grupos de musulmanes y cristianos armados de bombas artesanales e instrumentos militares en la ciudad de Ambon, que han dejado al menos 15 heridos y decenas de casas quemadas. La violencia de estos días ya ha provocado unos 40 muertos y más de 170 heridos.

Ante la situación, «que parece no tener salida», en un mensaje del que se hace eco «Asianews» monseñor Mandagi ha pedido la intervención de la ONU y de la comunidad internacional. Publicamos a continuación la traducción del texto enviado en inglés e indonesio.

* * *

S.O.S

La diócesis de Ambon, en las Molucas, Indonesia, se dirige a las Naciones Unidas y a todas las naciones del mundo proporcionando estas informaciones:

1. El 25 de abril de 2004, en Ambon se celebró una ceremonia por el aniversario de la declaración de independencia de la República de las Molucas del Sur (Republik Maluku Selatan – RMS). La policía de la República de Indonesia intervino, arrestó a 24 personas y las condujo al cuartel general para interrogarlas.

2. A un grupo de partidarios del RMS, que había acompañado a los detenidos a la sede de la policía, le cerró el camino de regreso otro grupo que se hace llamar «Pro-NKRI» (NKRI = Negara Kesatuan Republik Indonesia = La Indivisa República de Indonesia).

3. Esta ha sido la chispa que ha hecho surgir en la ciudad de Ambon amargos enfrentamientos, aún en curso.

4. Durante 5 días ha continuado una cadena de desórdenes que ha producido el incendio de numerosas casas y edificios públicos, el asesinato de personas, disparos en toda la ciudad y la huída de la gente en busca de seguridad.

5. Evaluando esta situación, parece que no haya vía de salida; [a la vez, ésta] causa muchos sufrimientos a los civiles de la ciudad de Ambon.

POR ESTO RECURRIMOS A LAS NACIONES UNIDAS Y A TODAS LAS NACIONES

1. Para defender el derecho del pueblo de Ambon a una vida segura dentro de la ciudad.

2. Para requerir con urgencia al gobierno indonesio, en particular al gobierno central, que ponga fin lo antes posible a:

a) todo ataque recíproco entre grupos musulmanes y cristianos;
b) a los incendios y destrucciones de casas y estructuras públicas

3. Para atender a las víctimas de esta violencia, sobre todo a los refugiados, cuyo número aumenta día a día.

4. Si la violencia no puede frenarse, para ayudar a la evacuación de la gente de Ambon que quiere vivir en paz, a lugares fuera de Ambon, fuera de las Molucas o incluso fuera de Indonesia, donde podrán vivir sin miedo y desórdenes.

5. Para orar por el bien de los ciudadanos de Ambon.

Hacemos público este mensaje de SOS. Os agradecemos vuestra amable solidaridad con la población de Ambon. Que la bendición de Dios esté con todos vosotros.

Ambon, 30 de abril de 2004

Monseñor P. C. Mandagi MSC
Obispo de Ambon

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")