El domingo el Papa canonizará al «profeta de la familia», José Manyanet y Vives

Inspirador de la Sagrada Familia de Gaudí

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 12 mayo 2004 (ZENIT.org).- El próximo domingo, junto a otros cuatro beatos italianos y uno libanés, Juan Pablo II canonizará en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, a José Manyanet y Vives (1833-1901), un sacerdote español que contribuyó a la renovación de la familia y de la sociedad de su tiempo difundiendo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret.

José Manyanet y Vives nació en Tremp (provincia de Lérida, España) el 7 de enero de 1833. Fue ordenado sacerdote a la edad de 26 años.

Tras doce años en la diócesis de Urgell se sintió llamado por Dios para hacerse religioso y fundar dos congregaciones: los Hijos de la Sagrada Familia Jesús, María y José (1864) y las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret diez años después.

La misión de estas familias religiosas se orientó a imitar, honrar y propagar el culto a la Sagrada Familia de Nazaret y procurar la formación cristiana de las familias, principalmente por medio de la educación e instrucción católica de la niñez y juventud y el ministerio sacerdotal.

El beato José Manyanet y Vives guió e impulsó a lo largo de casi cuatro décadas la formación y expansión de los institutos, abriendo escuelas, colegios y talleres y otros centros de apostolado en varias poblaciones de España.

Hoy, los dos institutos están presentes en países de Europa, América Latina, África y en los Estados Unidos y cuentan con tres centenares de religiosos –entre sacerdotes y seminaristas– y medio millar de religiosas.

Con la pasión de presentar al mundo el ejemplo de la Sagrada Familia de Nazaret, escribió varias obras y fundó la revista «La Sagrada Familia», actualmente disponible en español e italiano.

Además promovió la erección en Barcelona del Templo expiatorio de la Sagrada Familia, destinado a perpetuar las virtudes de Nazaret y ser el hogar de las familias. El arquitecto de la obra, Antoni Gaudí, mundialmente reconocido, está en proceso de beatificación

Debilitada la salud del sacerdote por unas heridas abiertas en el costado durante 16 años –que llamaba «las misericordias del Señor»–, murió el 17 de diciembre de 1901 en Barcelona. Sus últimas palabras fueron la jaculatoria que había repetido tantas veces: «Jesús, José y María, recibid cuando yo muera el alma mía».

La fama de santidad que tuvo en vida se extendió por muchos lugares. Su causa de canonización se introdujo en 1956, se reconoció la heroicidad de sus virtudes en 1982 y Juan Pablo II le proclamó beato en 1984.

La santidad de Josep Manyanet, como afirmó Juan Pablo II, tiene su origen en la Sagrada Familia. Su canonización «sanciona ahora no sólo la santidad, sino también la actualidad de su mensaje nazareno familiar. Es, por eso, el profeta de la familia, el protector de nuestras familias», subraya la biografía difundida por el Vaticano.

El período en el que vivió el beato José Manyanet y Vives era «comparable a nuestro tiempo»: «existía una propaganda absolutamente contraria al espíritu cristiano y a la formación cristiana de la familia a través del matrimonio-sacramento», explicó el postulador de la causa de canonización, el padre Everino Miri, a los micrófonos de «Radio Vaticana».

Así que el futuro santo partió «de un principio muy importante y válido también para hoy: a través de la educación de los niños y jóvenes se pueden formar las familias del mañana –continuó–. Un tipo de método preventivo, un modo de pensar en el futuro».

Se unirán el domingo a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro unas tres mil personas procedentes de España e Italia y otros centenares de América del Norte y del Sur y África que acompañarán a los Hijos de la Sagrada Familia y a las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret en la ceremonia de canonización de su fundador, confirmó a Zenit el secretario general de la Congregación de los Hijos de la Sagrada Familia, el padre Josep Maria Blanquet.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")