La autosuficiencia, tentación en tiempos de bienestar; constata el Papa

Lleva a no sentir la necesidad de Dios, advierte al meditar en el Salmo 29

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 11 mayo 2004 (ZENIT.org).- La soberbia y la autosuficiencia son tentaciones de los momentos de bienestar en los que el ser humano deja de experimentar la necesidad de Dios, constata Juan Pablo II.

Es la conclusión a la que llegó ante quince mil peregrinos en la audiencia general de este miércoles, dedicada a reflexionar sobre el Salmo 29, canto de «Acción de gracias por la liberación de la muerte».

Los Padres de la Iglesia, aclaró el Papa hablando en la plaza de San Pedro del Vaticano, ya habían advertido ante «esta tentación que se presenta en tiempos de bienestar, y descubrieron en la prueba un llamamiento divino a la humildad».

«Nadie pide ayuda si no reconoce su necesidad», reconoció citando el pasaje de una carta de san Fulgencio (467-532), obispo de Ruspe.

Ahora bien, como constata el pasaje bíblico comentado por el obispo de Roma, tras «la tentación de soberbia experimentada en tiempos de prosperidad», el salmista recuerda la prueba que le sigue». Y lo hace con palabras fuertes dirigidas al Señor en segunda persona: «escondiste tu rostro, y quedé desconcertado».

La meditación papal profundizó, de este modo, en esta ausencia de Dios típica de las sociedades del bienestar y en su desconcierto, hasta descubrir la «pesadilla» que experimenta el ser humano cuando «tarde o temprano» se da cuenta de que la muerte logra imponerse.

«Esta aspiración poderosa» a la vida, siguió constatando, «ha sido plenamente asegurada con la resurrección de Cristo, por la que nunca daremos suficientemente gracias a Dios».

«El Salmo demuestra de este modo que no tenemos que rendirnos ante la oscuridad de la desesperación, cuando parece que todo está perdido –explicó el Papa–. Pero tampoco debemos caer en la ilusión de salvarnos solos, por nuestras propias fuerzas».

La meditación continuó con la serie de intervenciones que el Santo Padre ofrece desde hace meses sobre los salmos y cánticos de la Liturgia de las Vísperas, la oración de la Iglesia en el atardecer.

Es posible leer estas «catequesis» en la sección «Audiencia del miércoles» de la página web de Zenit (www.zenit.org).

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación