Petición urgente de «Caritas»: 2 millones de dólares para refugiados sudaneses del Chad

La organización advierte que se avecina una grave catástrofe humanitaria

Share this Entry

N’DJAMENA, jueves, 13 mayo 2004 (ZENIT.org).- «Caritas Internationalis» ha lanzado una petición de ayuda de 2 millones de dólares estadounidenses para hacer frente a la situación «desesperada» por la que atraviesan decenas de miles de refugiados sudaneses en el Chad, que podría verse agravada con la inminente llegada de la temporada de lluvias.

La mayor parte de los refugiados escapan de la violencia que reina en la región sudanesa de Darfur. Se calcula que por lo menos 150.000 personas se han refugiado en el Chad y que un millón más se está desplazando por Sudán.

Un proceso de «arabización» está ocasionando un régimen de terror y de violación de los derechos humanos en Darfur. Un informe de las Naciones Unidas habla de 10 mil víctimas y 800 mil desplazados (otras fuentes elevan la cifra al millón), aparte de las decenas de miles de prófugos en el Chad (Cf. Zenit, 10 de mayo de 2004).

El secretario general de «Caritas Internationalis», Duncan MacLaren, ha visitado recientemente los campamentos de refugiados en el Chad ha informado de que la situación se está deteriorando, y se podría transformar en una grave catástrofe humanitaria, confirmó el martes una nota que la organización envió a Zenit.

El hambre y la desnutrición del creciente número de personas alojadas en los campamentos y de quienes todavía se están desplazando constituyen en este momento la preocupación fundamental. Algunos refugiados se ven obligados a comer hojas de plantas en zonas donde es imposible conseguir comida.

Las organizaciones de ayuda humanitaria han hecho un llamamiento para crear un pasillo humanitario hacia Darfur a fin de ayudar a la población víctima de la violencia y la sequía.

«Caritas Chad», encargada de la respuesta de la Confederación a esta crisis, administra tres campamentos de refugiados: se alojan unas 10.000 personas en cada uno y nuevos prófugos siguen llegando cada día.

En estas circunstancias, las provisiones de alimentos representan una inquietud constante: sería necesario que por lo menos 2.700 toneladas llegaran a los campamentos para poder alimentar, durante tres meses, a los 60.000 refugiados que habrá.

Asimismo, es apremiante la necesidad de transportar agua potable a los campamentos en cuyas cercanías no hay fuentes.

Dentro de un mes, en el Chad empezará la temporada de lluvias; ello creará nuevos obstáculos a los empleados humanitarios, pues se inundarán los caminos y los puentes sufrirán daños, dificultando ulteriormente el acceso a los campamentos e incluso dejándolos aislados.

En este momento «Caritas» lucha contra el tiempo para asegurar el abastecimiento de los campamentos antes de que comiencen las precipitaciones. Se prevé que durante seis meses los vehículos no podrán llegar a los campamentos situados en el sur de Chad.

«Caritas Internationalis» es una confederación de 162 organizaciones católicas de ayuda en emergencias, desarrollo y servicio social presente en más de 200 países y territorios.

Más información en www.caritas.org.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")