Las autoridades chinas detienen a dos sacerdotes católicos

AN GUO/STAMFORD, lunes, 17 mayo 2004 (ZENIT.org).- El padre Lu Genjun, de 42 años, y el padre Cheng Xiaoli, de 40 años, sacerdotes de la Iglesia católica «clandestina» –que reconoce la autoridad del Papa, pero no está oficialmente aprobada por Pekín, fueron arrestados el viernes pasado por miembros de las fuerzas de seguridad del gobierno chino en An Guo, provincia septentrional de Hebei.

Share this Entry

La detención se produjo cuando los sacerdotes se disponían a impartir clases de planificación familiar natural y cursos de teología moral, puntualiza «The Cardinal Kung Foundation», con sede en Stamford (Connecticut, Estados Unidos).

El padre Lu Genjun pertenece a la diócesis de Baoding, en Hebei, la región donde se registra mayor concentración de católicos del país con más de un millón de fieles.

Ya había sido detenido en otras ocasiones: el Domingo de Ramos –5 de abril– de 1998 durante un breve período de tiempo y nuevamente antes de la Pascua de 2001. El 13 de abril de 2001 fue condenado a 3 años de trabajos forzados («reforma a través del trabajo») en el campo Gao Yang en Hebei.

Había sido liberado recientemente del campo y ahora se encuentra retenido en la prisión de Dingzhou (Hebei). El padre Lu Genjun fue ordenado sacerdote en 1990.

El padre Cheng Xiaoli –ordenado en 1991– pertenece a la diócesis de An Guo (Hebei), cuya sede se encuentra sin obispo desde la muerte de monseñor Liu Difeng en la prisión china de Cheng De (Hebei) en 1992. Se desconoce en estos momentos el paradero del sacerdote.

En el plazo de un mes, entre marzo y abril de 2004, dos obispos –monseñor Wei Jingyi, de la diócesis de Qiqihar (Heilogjiang) y monseñor Julio Jia Zhiguo, de Zheng Ding (Hebei)– también han sido arrestados, si bien fueron liberados poco después.

«En los últimos años, la Santa Sede ha mostrado en numerosas ocasiones su mayor deseo de continuar el diálogo con el gobierno chino. En los últimos dos meses, el portavoz de la Santa Sede ha expresado serias preocupaciones acerca de la detención de estos dos obispos “clandestinos”», recuerda Joseph Kung, presidente de «The Cardinal Kung Foundation» (Cf. Zenit, 7 de abril de 2004.

«Es decepcionante ver que China nuevamente arresta a estos dos sacerdotes “clandestinos” en tan corto período de tiempo», una detención que en el país se suma a la «letanía de ejemplos de la actual persecución religiosa» y «prueba» que ésta «no es algo del pasado», advierte Kung.

«The Cardinal Kung Foundation», dedicada a la promoción de la libertad religiosa de la Iglesia católica en China, fue creada por el cardenal Ignatius Kung Pinmei, fallecido en marzo de 2000, obispo de Shanghai que tuvo que exiliarse en Estados Unidos.

Más información en www.cardinalkungfoundation.org.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación