México necesita diez mil sacerdotes, constatan obispos

MÉXICO, martes, 18 mayo 2004 (ZENIT.org).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de la Comisión Episcopal de Seminarios y Vocaciones, que preside el obispo Hipólito Reyes, se apresta a llevar a cabo en la ciudad de Tehuacán, Puebla, su Asamblea Nacional de Pastoral Vocacional en momentos en que la Iglesia católica en México enfrenta un déficit de cerca de diez mil sacerdotes.

Share this Entry

La cita, que tiene lugar del 24 al 28 de mayo, convoca, también, a los promotores vocacionales diocesanos y de las congregaciones religiosas del país para analizar la problemática de las vocaciones y lanzar un programa ambicioso de promoción que vaya ganando terreno a la distancia entre población católica y población sacerdotal.

Según las cifras que maneja el obispo Hipólito Reyes, mismas que constan en el Departamento de Estadística de la CEM, en México existen 89.6 millones de católicos bautizados por 14 mil 719 sacerdotes en activo, de los cuales 74.2 por ciento son sacerdotes diocesanos y 25.8 por ciento son sacerdotes de diversas comunidades religiosas. Hay 670 diáconos permanentes, 29 mil 50 religiosas profesas, 2 mil 560 misioneros laicos y 171 mil 719 catequistas.

Otros datos de la misma fuente señalan que de las 5 mil 784 parroquias que existen en todo el territorio nacional, 5 mil 180 son atendidas por sacerdotes diocesanos, 541 por sacerdotes de órdenes religiosas, 52 son administradas por sacerdotes de otras parroquias, 9 son comisionadas a religiosas y solamente dos permanecen vacantes.

Si bien es cierto que la práctica religiosa ha bajado en México, pues entre 15 y 20 por ciento del total de los católicos manifiesta asistir con cierta frecuencia a los servicios religiosos dominicales, cada sacerdote debe atender, en promedio, a 6 mil 382 fieles, lo que representa una sobrecarga de trabajo.

Hay zonas críticas, como, por ejemplo, Ciudad Netzahualcóyotl, en las inmediaciones del Distrito Federal, donde existe un sacerdote para cada 50 mil católicos bautizados. Y puntos muy bien asistidos, como la Ciudad de México, donde existe un sacerdote por cada dos mil 600 fieles.

Para enfrentar estas necesidades –de acuerdo a los datos de la CEM– harían falta 10 mil sacerdotes más, es decir, cerca de un 65 por ciento del total de sacerdotes en activo en el país.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación