El cardenal de Québec pide un «despertar de las conciencias»

En su libro «Dios, más maravilloso que los sueños»

Share this Entry

QUÉBEC, jueves, 9 septiembre 2004 (ZENIT.org).- El cardenal Marc Ouellet, arzobispo de Québec, considera que «ha llegado la hora de despertar las conciencias para una nueva búsqueda de valores espirituales que puedan dar fuerza y motivación a nuestra sociedad».

«Es necesario un esfuerzo común y solidario del Estado, la sociedad y las Iglesias para crear un nuevo sentido de pertenencia a una colectividad en la que los valores humanos prevalezcan por encima de los imperativos del mercado», exhorta.

El arzobispo canadiense hace estas declaraciones en el libro recién publicado «Dios, más maravilloso que los sueños» («Dieu plus merveilleux que les rêves», editado por Anne Sigier.

El purpurado critica la paradoja actual de una cultura «que se pretende libre y liberadora», pero que «multiplica los fenómenos de dependencia como pornografía, alcoholismo, superstición y cultos satánicos».

Entre otras propuestas, el cardenal se muestra partidario de renovar la confesión individual, presentar con nuevo entusiasmo el rostro de Jesucristo como misericordia y potenciar la espiritualidad de comunión.

El cardenal Ouellet, que ha sido formador de sacerdotes en Colombia y en Canadá, está convencido de que «las cosas de Dios son más maravillosas que los sueños», y así lo dijo a la multitud que lo acogió en el aeropuerto de Québec cuando regresó de Roma como nuevo cardenal el pasado año.

Para el cardenal, de sesenta años de edad, experto en ecumenismo (fue secretario del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos), es vital «transmitir la herencia cultural de la que la fe católica ha sido siempre matriz a las nuevas generaciones».

En sus reflexiones, el cardenal, perteneciente a la Compañía de Sacerdotes de San Sulpicio, aborda el tema de la juventud; el matrimonio y la familia; el ecumenismo; la santidad; la misión y dedica amplio espacio al misterio de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación