Juan Pablo II exige de los políticos cristianos coherencia con el Evangelio

En su mensaje en el centenario de las Semanas Sociales de Francia

Share this Entry

LILLE, domingo, 26 septiembre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha subrayado la importancia del compromiso de los cristianos en política y les ha recordado su deber de ser siempre coherentes con el Evangelio.

La relación de los creyentes con la política constituye el meollo del mensaje que el Papa envió este sábado con motivo de las Semanas Sociales de Francia que se han celebrado entre el 23 y el 26 de septiembre en Lille.

Esta edición ha celebrado el centenario de esta iniciativa que comenzaron un empresario de Lyón y un profesor de Lille, creando una corriente de reflexión social que pone en el centro a la persona humana.

Estas Semanas se han convertido en un lugar de encuentro, reflexión e intercambio a la luz del Evangelio sobre las grandes cuestiones de la sociedad. Sus sesiones anuales están destinadas a todos, tanto creyentes como no creyentes.

«La presencia de los cristianos en la vida social constituye un auténtico testimonio», afirma el Santo Padre en su misiva que fue llevada al encuentro por su enviado especial, el cardenal Roger Etchegaray, presidente emérito del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz.

«Por su manera de analizar los diferentes fenómenos sociales y de proponer soluciones, anteponen el sentido del ser humano y de la esperanza que les viene de Cristo y recuerdan el papel de los valores cristianos, morales y espirituales que se encuentran en el origen de su existencia y de su acción», afirma.

«El compromiso de los cristianos en política es importante –añade el Papa–. Les invito a no sustraerse a su misión en este campo, buscando siempre la coherencia entre el Evangelio, la Tradición divina y apostólica, el Magisterio de la Iglesia y las opciones y decisiones que están llamados a tomar».

«De la vocación de los fieles cristianos se desprende el servicio a sus hermanos de manera desinteresada por una civilización cada vez más digna del hombre, en particular, de cara a una cooperación internacional cada vez más cercana, en la que capacidad de asociarse y la solidaridad triunfen sobre la búsqueda de beneficios y plusvalías», indica el Papa.

El mensaje pontificio pide a los políticos cristianos que reserven una particular atención a los jóvenes.

«Hay que asegurarles no sólo un saber, sino también transmitirles valores y una esperanza –considera–, para afrontar algunos de los comportamientos que hoy constatamos en ellos y que no dejan de aumentar, como son el suicidio y el recurso a la droga».

«La juventud espera de los adulos un apoyo para afrontar el futuro con serenidad, y el objetivo consiste en poder dejarle un legado espiritual y moral», añade.

El tema de esta edición e las Semanas Sociales de Francia, cuyo presidente es Michel Camdessus, ex director del Fondo Monetario Internacional, ha sido: «Europa, una sociedad por inventar».

En su discurso de conclusión pronunciado este domingo, Camdessus confirmó el carácter europeo que están adquiriendo las Semanas Sociales hasta afirmar que esta «institución centenaria será europea o no será».

El presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, se hizo presente en las Semanas Sociales con un mensaje en el que constata que esta institución a lo largo de sus cien años ha escrito «una bella página de historia», «la de la aportación del catolicismo francés en su dimensión social», convirtiéndose en un «lugar de formación y en lugar de elaboración de pensamiento».

Mas información en http://www.ssf2004.org

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")