El Congreso Eucarístico da origen a una fundación para los más pobres

Lleva el nombre del cardenal mexicano, José Garibi Rivera

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

GUADALAJARA, viernes, 15 octubre 2004 (ZENIT.orgEl Observador).- Al iniciar la tarde de este viernes, fue presentada a los asistentes al Congreso Eucarístico Internacional, fue presentada este viernes en la Expo Guadalajara, la obra social que va a dejar como legado de este encuentro.

Se trata de una fundación para los más pobres que lleva el nombre del que fuera el primer cardenal de México, José Garibi Rivera (1889-1972), arzobispo de Guadalajara, de amplio reconocimiento por su preocupación por la concordia, la paz y el entendimiento en años turbulentos de México en general y de el estado de Jalisco, en particular.

El objetivo que persigue la Fundación es el de promover la solidaridad cristiana a través del impulso a proyectos, entre la población de bajos recursos, que generen un desarrollo humano integral y solidario, explicaron sus promotores.

En vísperas del Congreso, el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo de Guadalajara, explicó a sus fieles en un artículo que esta fundación ya «presta apoyo en la línea de la promoción humana, ayudando con pequeños pero suficientes montos económicos, proyectos de autogestión que permitan a las personas o familias beneficiadas, salir de la pobreza extrema y progresar mediante su propio esfuerzo».

«De los donativos recibidos para el Congreso Eucarístico, bien empleados y cuidadosamente manejados, lo remanente será destinado a esta Fundación, a fin de cumplir, de la mejor manera, con esta obligación de socorrer al hermano necesitado», aclaró el purpurado.

La Fundación nació, formalmente el 19 de marzo de 2003, con carácter de «Institución de Asistencia Privada» y ha sido declarada como Obra Social del 48º Congreso Eucarístico Internacional por el cardenal Sandoval.

El Cardenal José Garibi Rivera fue un Impulsor de obras hospitalarias y de asistencia social. Fue el protagonista de la estabilidad social en el país, tras concluir el conflicto religioso de los años de 1926 a 1929.

Fue, también, un convocador e interlocutor permanente de líderes políticos y empresariales.

Entre otras de su particularidades, el cardenal Garibi Rivera fue promotor de universidades, fortalecedor de uno de los seminarios más prósperos en vocaciones de México; impulsor de organizaciones laicales y de la formación del clero.

Las áreas que promoverá la Fundación se enfocarán a la producción, la pequeña empresa, la organización agropecuaria y la artesanal. También dirigirá sus empeños a la salud, la nutrición, el cooperativismo, la educación y el desarrollo comunitario.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación