El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias tiende la mano a Benedicto XVI

Entrevista exclusiva a Zenit del reverendo Samuel Kobia

Share this Entry

GINEBRA, viernes, 22 abril 2005 (ZENIT.org).- El reverendo Samuel Kobia, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, ha concedido esta entrevista a Zenit en la que acoge el deseo del Papa Benedicto XVI de proseguir y alentar el diálogo ecuménico.

Para el secretario general del Consejo Mundial de las Iglesias, el nuevo Papa encontrará en este Consejo un compañero de camino para avanzar en la promoción de la unidad de los cristianos.

El doctor Kobia, que es ministro ordenado de la Iglesia Metodista de Kenya, está casado y tiene dos hijos y dos hijas, visitará el Vaticano en breve.

El Consejo Mundial de las Iglesias agrupa 347 iglesias, denominaciones y comunidades de iglesias en más de 100 países y territorios de todo el mundo que representan a unos 400 millones de cristianos. La Iglesia católica no es miembro pero mantiene relaciones de cooperación.

–El Papa se asume como «compromiso primario» trabajar para la reconstrucción de la «plena y visible unidad de los cristianos». Imagino que esto le llenará de alegría.

–Reverendo Kobia: Ciertamente me alegra mucho que Benedicto XVI ponga tan alta en su agenda de prioridades la plena y visible unidad de los cristianos, que constituye el objetivo ultimo del movimiento ecuménico y la razón de ser del Consejo Mundial de Iglesias.

Si tuviera que formular mi «lista de deseos» personal para este pontificado, el primer lugar lo ocuparía precisamente que promueva en la Iglesia católica romana un renovado compromiso con la apertura ecuménica del Concilio Vaticano II, cuya visión de la Iglesia se abrió a los valores eclesiales presentes entre cristianos de otras tradiciones.

Si Benedicto XVI quiere avanzar en la profundización de las relaciones y la cooperación con otras Iglesias cristianas y en la exploración de nuevas vías que puedan acercarnos a una cada vez mas perfecta comunión, en el Consejo Mundial de Iglesias va a encontrar un compañero de camino [partner] listo para acompañarlo tan lejos como el este dispuesto a ir.

–Benedicto XVI es consciente de que «no bastan los buenos sentimientos sino gestos concretos». ¿Usted que gesto concreto se esperaría, en el campo ecuménico, del nuevo Papa?

–Reverendo Kobia: Un reconocimiento categórico de que entre las así llamadas «comunidades eclesiales» hay Iglesias que deben ser reconocidas como tales; seria un gesto concreto en la dirección que acabo de indicar.

Esto debería ir de la mano con un reconocimiento de las diversas realidades eclesiales locales. Dentro de la propia comunidad católica romana hay iglesias locales que estarían dispuestas a dar pasos concretos en temas como matrimonios mixtos y hospitalidad eucarística. Seria muy bienvenido que el Papa potencie y aliente a las iglesias locales a avanzar ecuménicamente de acuerdo a sus propias realidades.

Otro gesto concreto, igualmente importante, seria una nueva disposición a buscar juntos respuestas a los asuntos más candentes de nuestro tiempo, como la violencia, la injusticia, la pobreza y la pandemia del VIH/SIDA, que devastan tantas vidas. Esta ultima en especial, constituye una tragedia humana de tal magnitud que hace indispensable que las iglesias busquemos juntas como encararla desde un punto de vista moral.

Transmitir los recursos espirituales de las iglesias a un mundo quebrantado tiene que ser una prioridad pastoral ecuménica.

–«El diálogo teológico es necesario, pero sobretodo urge una purificación de la memoria». ¿A qué cree que se refiere, el Papa?

–Reverendo Kobia: Por supuesto que no puedo hablar por él, pero pienso que sanar las heridas que persisten en las memorias de un pasado marcado por condenas y descalificaciones mutuas es esencial para el encuentro entre hermanas y hermanos en Cristo.

Sólo es posible que las Iglesias llevemos adelante un dialogo verdadero en un espíritu de humildad y de conversión, en un diálogo en la verdad y en el amor, que nos permita compartir unas con otras los dones que nuestro común Señor Jesucristo nos ha confiado.

–El Papa Joseph Ratzinger quiere promover contactos y entendimiento con representantes de diversas Iglesias y comunidades eclesiales. ¿Han pensado ya en invitarle al Consejo Mundial de las Iglesias, o en solicitar una entrevista con él en Roma, por ejemplo?

–Reverendo Kobia: De hecho mi primera visita al Vaticano en mi carácter de secretario general del Consejo Mundial de Iglesias ya estaba agenda da para mediados de este año, pero naturalmente ha debido ser postergada.

Confío en que se concretará muy pronto y espero con gran expectativa el momento de entrevistarme con el Papa.

En cuanto a invitarlo a la sede del Consejo Mundial de Iglesias en Ginebra, dos de sus predecesores nos han visitado, Pablo VI en 1969 y Juan Pablo II en 1984. De modo que sin duda alguna estaríamos listos para darle la más cordial bienvenida en nuestra casa cuando el momento propicio llegue, si decide hacernos el honor de visitarnos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación