Los movimientos al servicio de la familia

Panel en el Congreso Teológico-Pastoral

Share this Entry

VALENCIA, miércoles, 5 julio 2006 (ZENIT.org).- En el marco del Congreso Teológico-Pastoral que se celebra en Valencia con la participación de seis mil personas, este miércoles se presentó una mesa redonda en LA que exponentes de nuevos movimientos eclesiales subrayaron la necesidad de ayuda que tiene la familia y presentaron propuestas concretas.

El panel estuvo presidido por el cardenal Franc Rodé, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

Julián Carrón, presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación, sucesor de don Giussani, indicó en su intervención en el panel que «cada vez es más evidente que no se puede dar por supuesta la madurez de quienes llegan al matrimonio». Subrayó que la «actual crisis de la familia es consecuencia de la crisis antropológica en la que nos encontramos».

Indicó Carrón que la relación matrimonial depende de la concepción que se tiene del ser humano y que «la falta de conciencia del destino del hombre lleva a apoyar la relación en un engaño».

Por su parte, Luis Fernando Figari, fundador del Sodalitium Christianae Vitae, presentó esta familia espiritual nacida en Perú en 1985, cuyo objetivo es la promoción de la familia, y que hoy cuenta con millares de matrimonios en países de cuatro continentes.

Indicó que la familia necesita no sólo contenido teórico sino un programa práctico, un itinerario que resumió en cinco puntos: santidad personal; integración como pareja; amor formativo a los hijos; consagración en la fidelidad; todos los bautizados son miembros de una gran familia, la Iglesia, y están llamados a amarla y sentir con ella desde un hogar que quiere ser cenáculo de amor.

José Gabaldón, presidente del Foro Español de la Familia, presentó esta asociación civil que tiene «como objetivo la promoción y ayuda a la persona y la familia ante organismos, instituciones y la sociedad en general, así como facilitar la comunicación y el encuentro entre entidades y personas que promuevan y defiendan los valores fundamentales de la persona y la familia».

Por su parte Francisco y Geraldine Padilla, de «Couples for Christ», de
Filipinas, presentaron su experiencia en esta asociación que se inició en el país asiático en 1981 y cuenta hoy con un millón de miembros activos en
153 países. Se trata de una comunidad evangelizadora y misionera, con el objetivo de «ser familias en el Espíritu Santo para ser instrumentos de Dios en la renovación de la faz de la tierra».

Gérard y Marie-Christine de Roberty, responsables internacionales de los Equipos de Nuestra Señora, presentaron esta asociación integrada por 60.000 matrimonios cristianos de 71 países. Se trata de «escuelas de comunión, de compañías en el camino en las que se aprende a vivir en la verdad y en el amor que Cristo nos ha comunicado en medio del testimonio de los apóstoles, en el seno de la gran familia de los discípulos».

El matrimonio de Roberty indicó que «dado que una pareja cristiana aislada es una pareja en peligro, necesita un equipo de parejas para progresar, para ayudarla a construir y crecer en el amor del otro y de Dios. El compartir la vida espiritual de las parejas es el momento privilegiado de transmisión a los demás de su fe confrontada con las realidades cotidianas en la diversidad de compromisos y situaciones de vida de cada uno».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")