El Salvador: brutalmente asesinado un sacerdote

El padre Ricardo Antonio Romero

Share this Entry

SAN SALVADOR, miércoles, 27 septiembre 2006 (ZENIT.org).- «El Salvador: brutalmente asesinado un sacerdote»: así lleva a su portada este miércoles el diario de la Santa Sede la trágica muerte del padre Ricardo Antonio Romero.

El crimen se cometió el lunes en el país centroamericano, en el departamento occidental de Sonsonate, donde ejercía su ministerio sacerdotal, precisa «L’Osservatore Romano».

Mientras la policía investiga el suceso, fuentes locales citadas por la agencia misionera «Misna» no excluyen que los responsables del crimen sean pandilleros de bandas juveniles (o «maras»), cuyas acciones arrojan el balance de más de un homicidio diario en la zona.

De acuerdo con la reconstrucción de lo ocurrido, según los investigadores, el padre Romero recorría poco después de la 1.00 la carretera que une la localidad de Acajutla con Sonsonate cuando fue detenido por desconocidos que se echaron sobre él.

Le golpearon , aparentemente, con piedras y palos hasta matarle. El padre Romero presenta una grave herida en la cabeza, causada probablemente con una gran piedra, escribe el diario de la Santa Sede.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")