Las leyes sobre vida y familia preocupan al Papa

Confiesa al nuevo embajador de Colombia ante la Santa Sede

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 9 febrero 2007 (ZENIT.org).- Benedicto XVI confesó este viernes que las leyes que afectan a la vida humana, la enfermedad y la familia le preocupan de manera particular.

Así lo expresó al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de Colombia ante la Santa Sede, Juan Gómez Martínez, antiguo alcalde de Medellín y antiguo gobernador del Estado de Antioquía.

«Como Pastor de la Iglesia Universal, no puedo dejar de expresar», reconoció el Papa, «mi preocupación por las leyes que conciernen a cuestiones muy delicadas como la transmisión y defensa de la vida, la enfermedad, la identidad de la familia y el respeto del matrimonio».

«Sobre estos temas, y a la luz de la razón natural y de los principios morales y espirituales que provienen del Evangelio, la Iglesia católica seguirá proclamando sin cesar la inalienable grandeza de la dignidad humana», aseguró el obispo de Roma.

En esta materia, el Papa hizo un llamamiento «a la responsabilidad de los laicos presentes en los órganos legislativos, en el Gobierno y en la administración de la justicia, para que las leyes expresen siempre los principios y los valores que sean conformes con el derecho natural y que promuevan el auténtico bien común».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")