Lo que necesita Europa son valores, constata el padre Lombardi

Print Friendly, PDF & Email

El portavoz vaticano opina sobre los desafíos de la integración europea

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 25 marzo 2007 (ZENIT.org).- Para poder superar los desafíos del proceso de integración lo que hoy necesita Europa son valores, constata el padre Federico Lombardi S.I., director del Centro Televisivo Vaticano.

Lo expresa en el último numero de «Octava Dies», informativo semanal producido por el Centro Televisivo del Vaticano, transmitido por canales de televisión de todo el mundo en varios idiomas.

«Hace cincuenta años el Tratado de Roma instituía la Comunidad Económica Europea de los seis Estados fundadores, sentando las bases de lo que ahora es la Unión Europea ampliada a la mayor parte del continente», constata el padre Lombardi, quien es también director de la Oficina de información de la Santa Sede.

«La experiencia dramática de los totalitarismos y de las guerras había suscitado en la mente y en los corazones de hombres de amplias miras, en particular de tres políticos católicos, Schumann, Adenauer, De Gasperi, el gran proyecto de la construcción de una comunidad de pueblos reconciliados, con una paz estable, en el respeto de los derechos humanos y en libertad», añade.

«Hoy el camino de Europa parece lento e incierto –constata–. Pero ante nosotros tenemos los nuevos grandes problemas del mundo: la globalización, las migraciones, los cambios climáticos, la escasez de recursos vitales, la pobreza, la marginación social, las pandemia, los conflictos locales y el terrorismo internacional…».

«No son problemas que estén al alcance de un Estado, por más potente que sea. Por tanto, la construcción europea debe seguir siendo modelo y cristalizador de relaciones de solidaridad entre los pueblos», subraya el padre Lombardi en su editorial televisivo.

«Como ha subrayado el informe del Comité de sabios nombrado pos los obispos europeos –recuerda el portavoz vaticano–, la Unión Europea ha crecido en virtud de valores fundamentales. Además de los ya recordados, entre estos valores, se encuentra la democracia, la tolerancia, el respeto de la diversidad y la subsidiariedad».

«Son valores arraigados en la tradición cristiana y constantemente promovidos por la enseñanza social de la Iglesia», indica el editorial.

«Si bien hay que luchar con valentía contra las corrientes políticas y culturales negativas, la dirección del compromiso cristiano es obligada: seguir construyendo una Europa de los valores, buscando con generosidad el bien común, más allá de los intereses limitados particulares o de los nacionalismos que vuelven a resurgir», considera.

«Es un servicio necesario para toda la familia de los pueblos», concluye.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }