Los laicos son «irreemplazables» para la evangelización, recuerda un representante vaticano

Habla monseñor del Consejo Pontificio para los Laicos

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ROMA, lunes, 2 julio 2007 (ZENIT.org).- «Los laicos están en primera línea y son irreemplazables en la tarea de evangelización», explica el arzobispo Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos.

El prelado polaco presidió este sábado, 30 de junio, la misa para los participantes en un encuentro de ministerios eclesiales laicos que está teniendo lugar en el «Lay Centre» en Roma.

«Ser un laico en la Iglesia es propiamente una vocación, de hecho, la llamada más importante», expuso, citando al teólogo Hans Urs von Baltasar.

«Esta vocación deriva del sacramento del bautismo», explicó el arzobispo Rylko en su homilía en el sugestivo contexto del Baptisterio de San Juan de Letrán, una de las cuatro basílicas papales de Roma.

«El carácter único de la vocación laica consiste en el hecho de ser cristiano viviendo en el mundo», dijo al grupo de laicos implicados en diferentes apostolados de la Iglesia católica.

«Los laicos tienen su particular responsabilidad en la vida de la comunidad cristiana en la iglesia local. La suya es una vocación esencial, grande y bella», recordó.

De todos modos, el arzobispo Rylko reconoció que «sin embargo no es fácil ser un laico en el mundo actual».

«El mundo intenta confinar a Dios en la esfera exclusivamente privada o individual», denunció.

«La apropiada autonomía del orden secular a veces se confunde con un secularismo militante que intenta eliminar a Dios de la vida pública», observó.

Según el arzobispo Rylko, que fue un amigo personal de Juan Pablo II, «ser laico en nuestros tiempos requiere coraje».

«Por esto, es extremadamente importante no olvidar que ser cristiano es una vocación: Dios mismo nos llama y nos manda al mundo».

«La vocación es un don gratuito de Dios, que nos escoge y nos llama sin que lo merezcamos».

El arzobispo Rylko agradeció su tarea a los participantes del seminario «colaboradores en la viña del Señor: laicos en la Iglesia de ayer y de hoy», y les animó a vivir plenamente su vocación.

Este seminario, que terminará el próximo miércoles, ha sido organizado por el doctor Rick McCord, director ejecutivo del Secretariado de la Familia, los Laicos, las Mujeres y la Juventud de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, en colaboración con Donna Orsuto, directora del Lay Centre de Roma

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación