Mártires de España, beatificación para la reconciliación; según el portavoz vaticano

Print Friendly, PDF & Email

El padre Lombardi profundiza en el legado de los nuevos beatos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 4 noviembre 2007 (ZENIT.org).- La beatificación de los mártires asesinados en la persecución religiosa acaecida en España durante los años treinta del siglo pasado ha dado un impulso decisivo a la reconciliación, constata el portavoz vaticano.

El padre Federico Lombardi, S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, llega a esta conclusión en el editorial de la última edición de «Octava Dies», informativo semanal producido por el Centro Televisivo Vaticano, del que también es director.

«No se ha dado nunca una beatificación de 498 personas en una sola ocasión –informa–. La celebrada el 28 de octubre de los mártires españoles del siglo XX ha sido impresionante, pero lo es aún más si se tiene en cuenta que otros miles de testigos de la fe en Cristo han pasado por el mismo camino en los mismos años y en el mismo país».

«En un tiempo de desencadenamiento de una violencia horrible e incontrolada, los cristianos de toda condición pueden ser víctimas inermes sólo a causa de su fe», recuerda.

«Pero toda esta sangre no grita venganza ni hostilidad –aclara el padre Lombardi–: este es el auténtico milagro del martirio cristiano: llama, por el contrario al perdón, a la misericordia, a la reconciliación, a la paz, y paradójicamente también a la alegría. Como Jesús, que vence el odio con el amor, y precisamente su muerte es el precio de esta sorprendente victoria».

«Alguno tenía miedo de que este acontecimiento se convirtiera en ocasión de recriminaciones históricas y de división», añade.

«La Iglesia española ha sabido convertirlo en una ocasión de unión interna y para la sociedad en la que vive», sigue diciendo.

«Y Roma, casa universal de los creyentes en Cristo, ha sido el lugar adecuado para este acontecimiento de oración y de fiesta: precisamente en la Plaza en la que tuvo lugar el martirio de Pedro», subraya.

«Continuidad en la fe, continuidad en el martirio», concluye. El siglo XX, «el que ha tenido el mayor número de mártires de la historia, sigue inspirando la renovación del testimonio cristiano».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }