Juristas catalanes tildan de «chapuza jurídica» el proyecto de ley de culto

Podría atentar contra la libertad religiosa

Share this Entry

BARCELONA, miércoles, 20 febrero 2008 (ZENIT.org).La junta directiva de Juristas Cristianos de Cataluña (Juristes Cristians de Catalunya) considera que el proyecto de Ley de Cultos en trámite en el Parlamento de la Generalitat es preocupante y lo tildan de «chapuza jurídica».

El pasado 6 de febrero el Parlamento Catalán inició los trámites parlamentarios previos a la aprobación de la denominada Ley de Centros de Culto referido al establecimiento de lugares de culto o reunión con fines religiosos. Los obispos catalanes ya manifestaron su preocupación por esta medida, pues podría vulnerar la libertad religiosa, concretamente la libertad de culto.

«El proyecto es ciertamente grave. No tanto quizá por su aplicación directa, como por el desarrollo reglamentario que se pueda producir después», ha explicado a Zenit el vicepresidente de los Juristas Cristianos de Cataluña, el abogado Jorge Carreras del Rincón.

Jorge Carreras del Rincón, profesor de Derecho Procesal en la Universidad Internacional de Cataluña (UIC), asegura que «lo grave de esta Ley, de manera inmediata, es a mi juicio el principio que sienta. Se trata de una Ley que se refiere en exclusiva a los centros de culto, y que no tiene parangón en ningún otro país de Europa, salvo error por mi parte, y a excepción quizá de Francia, en que tengo entendido que los centros de culto son todos públicos».

«En todo caso, efectivamente el proyecto es muy preocupante, y puede tener efectos retroactivos sobre las iglesias y centros de culto que ya existen», revela este abogado.

El texto afecta al ejercicio del derecho a establecer lugares de culto o reunión con fines religiosos, que declara el artículo 2.2 de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa (LOLR), que desarrolla por lo demás el derecho fundamental declarado por el artículo 16 de la Constitución Española.

«El articulado del proyecto cuya tramitación se inicia ahora, contiene ambigüedades en diversas materias que constituyen una grave preocupación tanto por su contenido actual, como por su posterior desarrollo normativo», denuncian los Juristas Cristianos de Cataluña en un comunicado.

«En el actual contexto político y legislativo no puede parecer exagerado el temor de que algunos artículos del proyecto se contemplen como el anuncio o la posibilidad de futuras medidas legislativas, administrativas y políticas que conlleven el cierre de lugares de culto que llevan decenas de años dedicados a este fin», denuncian los juristas.

«Atendiendo a las actuaciones que en materia de derechos fundamentales viene ejecutando la Generalitat, además de una chapuza jurídica más de las que viene produciendo el actual Gobierno catalán, no es extraño que recaiga sobre el proyecto la sospecha de que nos encontramos frente a un nuevo ataque a los derechos de los ciudadanos, y en este caso, también una vez más, al derecho fundamental a la libertad religiosa, y en particular al derecho que deriva de éste a establecer lugares de culto», advierten.

«Por otra parte el texto contiene defectos y vulneraciones de la legalidad vigente que han llevado a la totalidad», expresan.

«La normativa vigente es suficiente para atender la situación creada por la llegada reciente a Cataluña de un elevado número de personas que traen consigo sus creencias y su religión. La legislación urbanística actual es suficiente para regular y controlar estas situaciones, y no es de ningún modo necesario un cuerpo legal  nuevo sobre el particular».

«Por ello, nuestra Asociación insta al Gobierno de la Generalitat a retirar el proyecto y a manifestar con toda claridad y de manera rotunda, con actos políticos y administrativos inequívocos, su respeto al derecho fundamental a la libertad religiosa», solicitan.

«Instamos por último a las entidades públicas y privadas a que manifiesten su oposición frente a este proyecto y exijan al Gobierno de la Generalitat que respete el derecho, que huya de sectarismos de todo tipo, y sirva a todos los ciudadanos de Cataluña por igual, sin discriminaciones de ningún tipo, y con respeto a los derechos del hombre reconocidos por la Constitución Española y por el Estatuto de Cataluña».

Esta asociación de juristas tiene por objetivo contrarrestar «el momento histórico por el que atraviesa nuestro país destaca por una ofensiva en toda regla del laicismo militante».

Los juristas cristianos se han unido para «defender en el mundo del derecho una concepción cristiana del hombre, partiendo de la doctrina social de la Iglesia Católica»

De todos modos, no se trata de una asociación, en el sentido de que «caben en ella todos los hombres y mujeres de buena voluntad que compartan los mismos principios y postulados, sea cual fuere su religión».

La asociación de juristas ofrece noticias y documentación en: http://www.juristescristians.org/cream/

Por Miriam Díez i Bosch

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")