Once años de la Vicaría para la Familia de Chile

“La familia es un templo santo de Dios”, explica el cardenal Errázuriz

Share this Entry

SANTIAGO DE CHILE, miércoles 12 de noviembre de 2008 (ZENIT.org).- «La familia, como iglesia doméstica, debe ser un lugar de encuentro con Dios, nuestro Padre, en la cual podamos alabar esa historia personal con Él», señaló el arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Francisco Javier Errázuriz, durante la Eucaristía que presidió con motivo del 11 aniversario de la Vicaría para la Familia.

A la Santa Misa, oficiada el 8 de noviembre en la catedral metropolitana –informa a Zenit Rodrigo Gatica de la Vicaría para la Familia–, concurrieron cerca de trescientas personas, muchas de ellas agentes de pastoral familiar de diversas parroquias de la Arquidiócesis, además de representantes de movimientos e instituciones que trabajan por la familia y la vida, quienes escucharon atentamente las palabras del cardenal durante su homilía

«Nosotros podemos constituir un templo vivo, que es la Iglesia , en el cual cada uno de nosotros es una piedra viva que está reposando sobre los apóstoles y sobre la piedra fundamental que es Cristo», indicó el Cardenal agregando que «para nuestra iglesia doméstica, que es la familia, es importante construir sus cimientos sobre roca, que es Cristo y sobre los sentimientos de Cristo y su amor, la verdad del Padre, la del hombre y la verdad de la familia se construye la dignidad de la vida, de la familia, de los hijos y de la esposa, convirtiendo el hogar en un santuario, en un templo santo de Dios».

El cardenal Errázuriz puso énfasis en la imagen de la Virgen María como templo vivo del Señor. «Es importante el ejemplo de la Virgen María , templo santo de Dios, templo y casa del Padre, en cuyo espíritu vivían los designios del Padre para con su pueblo y para con ella, en él ella vivía ofreciendo toda su disponibilidad: ‘He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra'», dijo el cardenal.

En su homilía, se refirió a María como un modelo de alianza viva con Dios Padre: » La Virgen María , al ponerse a disposición del Padre, hizo una alianza viva, una alianza extraordinaria, en la cual brillaba el rostro del Padre, el rostro sabio, el rostro misericordioso, el rostro lleno de poder, para quien nada es imposible», señaló.

A juicio del arzobispo de Santiago, «podemos edificar el templo vivo en la familia, en la comunidad parroquial, en comunidades de trabajo, porque el Espíritu Santo nos ha sido regalado, ha sido dado en gran plenitud. Es importante que colaboremos con

Él haciendo lo que el Espíritu Santo nos indica, para que la fecundidad de nuestra vida pase a ser extraordinaria. Podemos tener felicidad, vivir con gratitud y, al mismo tiempo, hacer un bien inmenso a este mundo».

Con esta Eucaristía, la Vicaría para la Familia culminó los festejos de su 11 aniversario, los cuales incluyeron un «Encuentro con el Pastor», en donde el cardenal conoció en detalle los lineamientos de la Vicaría y el trabajo que esta realiza en pro de la familia y la vida más detalladamente.

Para el vicario episcopal para la Familia Marcos Burzawa, msf, «la presencia del cardenal en las celebraciones de la Vicaría es un signo de confianza a la labor que realizamos dentro de la Vicaría, como también una muestra de respaldo y apoyo, tanto a quienes trabajan el ella como para todos los organismos e instituciones que trabajan en defensa de la familia y de la vida».

Para más información: www.vicariaparalafamilia.cl

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación