Cardenal Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino

Sustituye al cardenal Francis Arinze

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 9 diciembre 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha nombrado al cardenal Antonio Cañizares Llovera, hasta ahora arzobispo de Toledo y primado de España, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, según informó este martes la Oficina de Información de la Santa Sede.

El purpurado sustituye al cardenal nigeriano Francis Arinze, quien ha cumplido 76 años, quien presentó la renuncia al Papa por razones de edad.

Según la constitución apostólica «Pastor Bonus», la congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos «trata lo que –salvo la competencia de la Congregación de la Doctrina de la Fe– corresponde a la Sede Apostólica respecto a la ordenación y promoción de la sagrada liturgia, en primer lugar de los sacramentos».

El artículo 63 establece que el dicasterio vaticano «fomenta y tutela la disciplina de los sacramentos, especialmente en lo referente a su celebración válida y lícita; además, concede los indultos y dispensas que no entren en las facultades de los obispos diocesanos sobre esta materia».

La Congregación promueve «la acción pastoral litúrgica, de modo especial en lo que se refiere a la celebración de la Eucaristía; asiste a los obispos diocesanos, para que los fieles cristianos participen cada vez más activamente en la sagrada liturgia».

«Provee a la elaboración y corrección de los textos litúrgicos: revisa y aprueba los calendarios particulares y los Propios de las Misas y de los oficios de las Iglesias particulares, así como los de los institutos que gozan de ese derecho», añade.

Asimismo, «revisa las traducciones de los libros litúrgicos y sus adaptaciones, preparadas legítimamente por las Conferencias Episcopales».

Otra de sus funciones consiste en apoyar a «las comisiones o los institutos creados para promover el apostolado litúrgico, la música o el canto o el arte sagrado, y mantiene relaciones con ellos; erige, a tenor del derecho, las asociaciones de este tipo que tienen carácter internacional, o aprueba y revisa sus estatutos; finalmente, promueve congresos interregionales para fomentar la vida litúrgica».

Según esta normativa, «vigila atentamente para que se observen con exactitud las disposiciones litúrgicas, se prevengan sus abusos y se erradiquen donde se encuentren».

Corresponde a esta Congregación «examinar el hecho de la inconsumación del matrimonio y la existencia de causa justa para conceder la dispensa. Así, pues, recibe todas las actas junto con el parecer del obispo y los alegatos del defensor del vinculo: las pondera atentamente, según un procedimiento especial y, si se da el caso, somete al Sumo Pontífice la petición para obtener la dispensa».

«Es competente también en examinar, según la norma del derecho, las causas de nulidad de la sagrada ordenación», indica la constitución apostólica.

«Es competente sobre el culto de las sagradas reliquias, la confirmación de los patronos celestiales y la concesión del titulo de basílica menor».

El cardenal Cañizares Llovera, arzobispo de Toledo desde 2002, nació en la localidad valenciana de Utiel el 15 de octubre de 1945. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Valencia y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en la que obtuvo el doctorado en Teología, con especialidad en Catequética. Fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 1970.

Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en Valencia. Después se trasladó a Madrid donde se dedicó especialmente a la docencia. Fue profesor de Teología de la Palabra en la Universidad Pontificia de Salamanca, entre 1972 y 1992; profesor de Teología Fundamental en el Seminario Conciliar de Madrid, entre 1974 y 1992; y profesor, desde 1975, del Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequesis, del que también fue director, entre 1978 y 1986. Ese año, el Instituto pasó a denominarse «San Dámaso» y el cardenal Cañizares continuó siendo su máximo responsable, hasta 1992. Además, fue coadjutor de la parroquia de «San Gerardo», de Madrid, entre 1973 y 1992. Entre 1985 y 1992 fue director del secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española.

Fue nombrado obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992. Recibió la ordenación episcopal el 25 de abril de ese mismo año. El 1 de febrero de 1997 tomó posesión de la diócesis de Granada. Entre enero y octubre de 1998 fue administrador apostólico de la diócesis de Cartagena. El 24 de octubre de 2002 fue nombrado arzobispo de Toledo, sede de la que tomó posesión el 15 de diciembre de ese mismo año. Fue creado cardenal por el Papa Benedicto XVI en el primer consistorio de su pontificado, el 24 de marzo de 2006.

En la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha sido vicepresidente (2005-2008), miembro del Comité Ejecutivo (2005-2008), miembro de la Comisión Permanente (1999-2008), Presidente de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1996-1999) y de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1999-2005).

El Papa Juan Pablo II lo nombró miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe el 10 de noviembre de 1995. El 6 de mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI le asignó esta misma Congregación, ya como Cardenal. También como Cardenal, el Papa le nombró, el 8 de abril de 2006, miembro de la Comisión Pontificia «Ecclesia Dei».

El Cardenal Cañizares ha sido fundador y primer presidente de la Asociación Española de Catequetas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis y director de la revista Teología y Catequesis.

Es miembro de la Real Academia de la Historia desde el 24 de febrero de 2008.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")