Bolivia: Comisión episcopal denuncia el autoritarismo de Evo Morales

Ante los ataques a la prensa

Share this Entry

LA PAZ, domingo, 14 diciembre 2008 (ZENIT.org).- La Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Boliviana ha denunciado «el autoritarismo y el abuso de poder ejercidos» por el presidente Evo Morales en contra de periodistas.

Un comunicado firmado por monseñor Cristóbal Bialasik, presidente de la Comisión Episcopal y obispo de Oruro, manifesta su solidaridad «con los periodistas agredidos, con el periódico La Prensa y con todo medio de comunicación que sufra algún tipo de agresión».

El martes pasado, durante un discurso, Morales obligó a un reportero de ese matutino a ponerse junto a él para entregarle documentos que supuestamente desmienten denuncias de una presunta vinculación del Ejecutivo con un caso de contrabando.

El caso, investigado en el Congreso, estalló con una acusación de un ex jefe de Aduana contra el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de hacer tratos con contrabandistas que llevaban 33 camiones con mercancías a Brasil.

El diario ha rechazado las denuncias, defendido su trabajo de investigación y ha ofrecido al Gobierno el audio de una declaración realizada por un presunto implicado en el caso.

En sus ataques a los periodistas, Morales llegó a decir que sólo un diez por ciento de ellos tiene dignidad, que no los necesita, ni deben pedirle ya conferencias de prensa ni hacerle consultas.

«El acto público en el que el Presidente de la República se permitió llamar la atención de un periodista dejó en evidencia un comportamiento desproporcionado, con expresiones y gestos de humillación, intimidación y amenaza», afirma el comunicado episcopal.

«La Iglesia católica y su magisterio, si bien velan por el ejercicio adecuado y responsable de la libertad de expresión, también apuestan por un estado de derecho en el que todos sus miembros ejerzan el respeto, la consideración y un comportamiento proporcional al la función pública que les toca cumplir», añade.

«Los excesos en el ejercicio de libertad de expresión deben ser denunciados y esclarecidos oportunamente por los canales que la legislación vigente establece», afirma la Comisión Episcopal.

«Exigimos a las autoridades públicas respetar a los periodistas y sus medios de comunicación, cuya función constituye un verdadero pilar democrático que garantiza una adecuada convivencia entre bolivianos», concluye.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación