Benedicto XVI apoya la formación de un estado palestino

Pide a los jóvenes que rechacen el terrorismo

Share this Entry

BELÉN, miércoles 13 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI confirmó el apoyo de la Santa Sede a la formación de un Estado palestino soberano y a las aspiraciones de paz y estabilidad de israelíes y palestinos al visitar este miércoles Belén.

El Papa, que llegó en coche procedente de Israel a los Territorios Palestinos, fue acogido por el presidente Mahmud Abbas, en una ceremonia que se desarrolló en la plaza situada junto al palacio de la presidencia de la Autoridad Nacional Palestina de Belén.

«La Santa Sede apoya los derechos de vuestra población a una soberana patria palestina en la tierra de vuestros antepasados, segura y en paz con sus vecinos, en el interior de unas fronteras reconocidas internacionalmente», declaró el Papa en su discurso, en el único día de su peregrinación a Tierra Santa dedicado a visitar los Territorios Palestinos.

El Papa instó a «mantener viva la llama de la esperanza, esperanza en que puede encontrarse una vía de encuentro entre las legítimas aspiraciones, tanto de los israelíes como de los palestinos, hacia la paz y la estabilidad».

Ahora bien, según el pontífice, hay condiciones indispensables para realizar esta esperanza: «no puede haber paz sin justicia ni justicia sin perdón».

Por eso, imploró «a todas las partes implicadas en este largo conflicto que aparten todo rencor y división que puedan quedar todavía en el camino de la reconciliación y lleguen a todos por igual, con generosidad, compasión y sin discriminación».

«Una coexistencia pacífica entre las poblaciones de Oriente Medio sólo puede conseguirse con un espíritu de cooperación y respeto mutuo, en el que los derechos y la dignidad de todos sean reconocidos y respetados», consideró.

El obispo de Roma pidió al mismo tiempo «a la comunidad internacional que utilice su influencia a favor de una solución» al conflicto entre israelíes y palestinos.

«Creo y confío que, a través de un honesto y constante diálogo, con todo el respeto a las peticiones de justicia, se puede conseguir una paz duradera en estas tierras», aseguró.

El Papa dirigió después un llamamiento a los jóvenes palestinos: «no permitáis que la pérdida de vidas humanas y la destrucción de las que habéis sido testigos, despierten resentimiento o amargura en vuestros corazones».

«Tened el coraje de resistir cualquier tentación que sintáis de recurrir a los actos de violencia o de terrorismo», les pidió.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación