Cumbre en Ammán: El diálogo interreligioso debe llegar a la sociedad civil

Primer Coloquio del Real Instituto de Estudios Interreligiosos y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso 

Share this Entry

AMÁN, miércoles 20 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- Destacados líderes dedicados al diálogo interreligioso subrayaron la importancia del diálogo entre personas de la sociedad civil de diversas religiones.  

Lo hicieron en el primer Coloquio del Real Instituto de Estudios Interreligiosos y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, celebrado en la Royal Scientific Society de la capital jordana del 18 al 20 de mayo. 

Según informa un comunicado emitido hoy por la Oficina de Información de la Santa Sede, participaron dos delegaciones de las dos entidades dedicadas al diálogo interreligioso. 

La delegación del Real Instituto estaba presidida por su director, el Embajador Hasan Abu Nimah, y la delegación del dicasterio vaticano, por su presidente, el cardenal Jean-Louis Tauran. 

Los participantes debatieron sobre la noción de sociedad civil y destacaron «su carácter como medio para un intercambio abierto de experiencias y de visiones encaminado a lograr el bien común». 

También estuvieron de acuerdo en «la importancia de la sociedad civil para un desarrollo profundo e integral de individuos y comunidades, reconociendo la contribución particular e indispensable que ésta puede aportar como foro importante de diálogo en el contexto del ejercicio responsable de la libertad», señala el comunicado. 

En el encuentro, titulado «Religión y sociedad civil», quedó clara «la importancia de educar a la juventud en los valores del respeto mutuo y en la cultura del diálogo y el rechazo de la violencia, para promover la coexistencia pacífica sobre la base de la ciudadanía plena». 

Por otra parte, destacaron «la importancia de la democracia y el papel del derecho en un Estado que respete las diferencias étnicas, culturales y religiosas y que aplique la igualdad entre los ciudadanos sobre la base del respeto de la dignidad humana y los consiguientes derechos humanos fundamentales, especialmente la libertad y la justicia». 

«Las religiones desempeñan un papel específico en la sociedad civil, ofreciendo motivaciones para las contribuciones de los ciudadanos al bien común, basadas en la fe en Dios y que trascienden la conveniencia política y la búsqueda de poder», afirmaron. 

El comunicado concluye señalando que los asistentes hicieron hincapié en «el papel que pueden jugar las religiones en el fortalecimiento de la participación y cohesión sociales, ofreciendo su apoyo específico a la construcción de un Estado estable y próspero, basado en el principio de subsidiariedad». 

Los participantes en el Coloquio han examinado la relación entre la religión y la sociedad civil en la historia y el pensamiento filosófico-jurídico, en las sociedades modernas y en las tradiciones religiosas.  

La próxima reunión del Real Instituto de Estudios Interreligiosos y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso tendrá lugar en Roma dentro de dos años, y estará precedida por un encuentro preparatorio en el que se definirán el tema y las modalidades.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación