Los obispos europeos harán propuestas concretas de diálogo a la UE

Tras la entrada en vigor hoy del Tratado de Lisboa

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

BRUSELAS, martes 1 diciembre 2009 (ZENIT.org).- Hoy 1 de diciembre marca la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Además de la reforma de las instituciones de la Unión Europea, el Tratado introduce un artículo de gran importancia que regula el diálogo con las Iglesias. Los obispos europeos han señalado los temas que les preocupan y harán propuestas concretas a las autoridades europeas sobre este diálogo.
 
Por el artículo 17 del Tratado, la Unión Europea reconoce la identidad y la contribución específica de las Iglesias y sobre esta base lleva a cabo con ellas un diálogo “abierto, transparente y regular”.
 
En virtud de este artículo, explica un comunicado de la Comisión de los Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE), “las Iglesias y las Comunidades religiosas van a poder reforzar su diálogo con la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos y contribuir más eficazmente a la reflexión política europea”.
 
“Inspiradas por la doctrina social de la Iglesia –añade- y fortalecidas por su experiencia sobre el terreno, las Iglesias podrán llevar a cabo un diálogo crítico y constructivo con quienes toman las decisiones sobre las políticas elaboradas por la UE”.
 
Los obispos europeos afirman que hoy, “en vísperas de un nuevo decenio, estos son los mismos desafíos urgentes que preocupan a la UE y a las Iglesias: la promoción de la dignidad de cada ser humano, la solidaridad con los más débiles en nuestras sociedad, la Economía al servicio de la persona humana, la solidaridad intergeneracional y con los países en vías de desarrollo, el cambio climático y la preservación de la Creación, la acogida a los migrantes y el diálogo intercultural”.
 
Las Iglesias de Europa “acogen pues con gusto el diálogo con la Unión Europea como un instrumento que les permita acompañar más eficazmente a la UE para que llegue a ser una Comunidad de pueblos y de valores, consciente de su responsabilidad, unida y acogedora”.
 
En los últimos años ya existía un diálogo entre las instituciones europeas y la COMECE y sus contrapartes ecuménicas. Gracias a este “diálogo de hecho”, afirma el comunicado, “la confianza entre las instituciones europeas y las Iglesias ha aumentado con los años”. La COMECE “desea que este se pueda intensificar y profundizar, según el artículo 17”. Hace un llamamiento a las Iglesias y a los cristianos de toda Europa a “aprovechar esta oportunidad de diálogo para contribuir con experticia y humanidad al proyecto europeo”.
 
La COMECE hará próximamente con sus contrapartes ecuménicas de la Conferencia de Iglesias Europeas (KEK) propuestas concretas a la Comisión, al Parlamento y al Consejos europeos con el fin de “anclar este diálogo en una práctica institucional regular”.
 
El artículo 17 del Tratado sobre el funcionamiento de la Unión Europea dice lo siguiente:
 
“1.- La Unión respeta y no prejuzga el estatuto del que se benefician, en virtud del derecho nacional, las iglesias y las asociaciones o comunidades religiosas en los estados miembros.
 
2.- La Unión respeta igualmente el estatuto del que se benefician, en virtud del derecho nacional, las organizaciones filosóficas y no confesionales.
 
3.- Reconociento su identidad y su contribución específica, la Unión mantiene un diálogo abierto, transparente y regular con estas iglesias y organizaciones”.
 
Por Nieves San Martín

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación