Las Iglesias de Oriente Medio borran del diccionario la palabra “desesperación”

El Sínodo llega al último día de sus sesiones de trabajo

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 22 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- El primer Sínodo para Oriente Medio de las historia llega a su fin para cancelar del diccionario de las Iglesias católicas en la región las palabras «miedo» y «desesperación».

Este sábado por la mañana, con el voto del mensaje final y de la lista de las proposiciones que se entregarán a Benedicto XVI, los padres sinodales concluirán las sesiones de trabajo de la asamblea especial, que se clausurarán oficialmente el domingo con una solemne celebración eucarística.

Han sido dos semanas muy intensas, caracterizadas sobre todo, en la primera, parte por las intervenciones ante el aula general y por un posterior debate que en ocasiones fue animado. Más de 150 padres sinodales, oyentes (hombres y mujeres) tomaron la palabra en la discusión programada.

A ellos se les añadieron las intervenciones de los invitados especiales, un judío y dos musulmanes (uno sunní y el otro chií) y de los delegados fraternos de otras Iglesias y comunidades cristianas.

A estas intervenciones preparadas por escrito, se les han añadido todos los que tomaron la palabra en el debate libre, celebrado al final de los diferentes días.

El patriarca egipcio de Alejandría de los Coptos, Su Beatitud Antonios Naguib, relator general de la asamblea, uno de los 24 prelados que serán nombrados cardenales en el próximo consistorio del 20 de noviembre, revela la voluntad de los padres sinodales de cancelar del «diccionario» de las Iglesias católicas en Oriente Medio palabras como «miedo», «desesperación», «soledad», «timidez», para sustituirlas por términos como «valentía», «esperanza», «comunión», «testimonio».

En una entrevista a «L’Osservatore Romano», el patriarca aclara que «después de las primeras intervenciones en el aula, en las que con frecuencia se concentró la atención precisamente en los miedos, los temores, en la desesperación que hasta hoy han caracterizado la vida diaria de los cristianos en estas regiones, hemos decidido eliminar estas palabras».

«Los padres sinodales pidieron expresamente dejar de mencionar los miedos y temores en todos los próximos documentos, comenzando por las propuestas», que se presentarán este sábado al Papa, añade Su Beatitud.

«La voluntad de todos es hacer que esta asamblea sinodal pueda dar un gran impuso de esperanza», concluye.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación