Zambia: Una vida dedicada sin fisuras a la Iglesia

El futuro cardenal Mazombwe fue el tercer arzobispo de Lusaka

Share this Entry

ROMA, viernes 22 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- El preconizado cardenal de Zambia, arzobispo Medardo Joseph Mazombwe, emérito de Lusaka, ha dado toda su vida por la Iglesia. Es este el reconocimiento que ahora hace público Benedicto XVI al otorgarle la púrpura cardenalicia. Una vida dedicada a la Iglesia sin fisuras.

En una declaración, el portavoz de la Conferencia Episcopal de Zambia, Paul Samasuno, este jueves en Lusaka, afirmó que es la primera vez en la historia que un zambiano es nombrado cardenal.

Recordó el portavoz que el arzobispo Mazombwe, que recientemente celebró sus 50 años de sacerdocio, ha ocupado diversos puestos en la Iglesia local y regional. Subrayó que fue un ardiente defensor de la cancelación de la deuda externa de Zambia, a mediados de los 80, durante la campaña del movimiento Jubileo. Actualmente tiene entre sus manos varios nuevos proyectos de desarrollo en diversos lugares de Zambia, incluyendo el área de Mumpanshya, en el distrito de Chongwe.

El presidente de la Conferencia Episcopal George Lungu felicitó al arzobispo Mazombwe por su elevación al cardenalato.

La vida del futuro cardenal Mazombwe está indisolublemente ligada al crecimiento y arraigo de la Iglesia en Zambia. Nacido el 24 septiembre 1931 en Chipata, provincia Oriental, fue ordenado sacerdote el 4 de septiembre de 1960. Todavía no existía ni diócesis ni Iglesia autóctona.

Los misioneros llevaron la buena noticia a esta región de África. Zambia no existía como país independiente. Junto con el vecino Zimbabue formaban lo que se conocía como Rodesia del Norte y del Sur. Existía una Prefectura que fue elevada a Vicariato apostólico y el 25 de abril de 1959 se convirtió en Diócesis. La jerarquía católica de la Iglesia en Zambia fue instituída por el papa Pío XII, en 1959, en vísperas de la independencia del país.

Tras la independencia de Zambia, el nombre de la diócesis, Fort Jameson, cambió a Chipata. El presbítero Medardo Mazomwe fue nombrado obispo de Chipata, el 11 de noviembre de 1970. Es el tercero en la sucesión apostólica desde la creación de la Diócesis. Fué consagrado obispo el 7 de febrero de 1971.

El 30 de noviembre de 1996, fue nombrado arzobispo de Lusaka hasta pasar a la situación de emérito el 28 de octubre de 2006. Fué sucesor en Lusaka del arzobispo emérito de Lusaka, el controvertido Emmanuel Milingo, que volvió al estado laical el 17 de diciembre de 2009.

En la actualidad, su nombre aparece en la página web de la Conferencia Episcopal de Zambia como director de la Vida Religiosa y Consagrada. Con 79 años, permanece en activo al servicio de la Iglesia local.

La historia de la Iglesia en Zambia va ligada a las misiones. En 1879, la Santa Sede erigía la Zambesi mission (en el territorio que hoy ocupan Zimbabue, Malaui, Zambia y Bostsuana) confiándola a los jesuitas, que llegan en 1879, retomando un trabajo misionero tímidamente esbozado en el siglo XVII. Los Padres Blancos seguirán a los jesuitas y otros muchos llegarán detrás de ellos. Es por tanto todavía hoy una Iglesia con una gran fuerza misionera.

Actualmente la Iglesia en Zambia es una realidad multicultural, en sus misioneros llegados de muchos puntos del globo, y afianzada en su implantación: por el número de sacerdotes, religiosos y religiosas, obispos, nacidos en esta tierra, y ahora el primer cardenal zambiano.

Sólo un predecesor suyo en Lusaka, el jesuita polaco Adam Kozlowiecki, nombrado por Pío XII vicario apostólico de Lusaka y luego primer arzobispo, llegó a cardenal con más de 80 años, como reconocimiento del papa Juan Pablo II a su servicio a la Iglesia.

Zambia se sitúa casi en el sur de África, de habla inglesa. Tiene doce millones y medio de habitantes y una esperanza media de vida de 42 años. El país aparece mencionado con frecuencia entre los 24 países africanos más vulnerables al hambre, junto con Burkina Faso, Comoras, Guinea Bissau, Ruanda, Mozambique, Liberia, Sierra Leona, Tanzania, Sudán, Togo y Zimbabue.

En el consejo más cercano al Papa, sin duda que el futuro cardenal Mazombwe llevará la voz de los pobres de África y del mundo.

El país permanece aislado en gran parte por no tener una salida al mar. Este mes de septiembre, el Gobierno de Zimbabue firmó un acuerdo con un consorcio para la construcción de una nueva línea ferroviaria que conectará el norte del país con Zambia. Al concluir las obras, el norte de Zimbabue tendrá una conexión directa con la ciudad de Kafue, un importante nudo vial y ferroviario en Zambia. Las dos antiguas Rodesias afianzan sus vías de comunicación.

Mientras tanto, la actual Iglesia Católica en Zambia –según informaba este 13 de octubre la agencia CISA–, se siente molesta por los continuos ataques a su liderazgo. En un comunicado, la Iglesia afirmaba que las amenazas empezaron contra el arzobispo de Lusaka, Telesphore-George Mpundu, el obispo de Mongu Paul Duffy, OMI y más recientemente contra el director ejecutivo de Caritas Zambia, Samuel Mulafulafu.

La Iglesia condenó los actos de intimidación y reiteró que todo el liderazgo eclesial está trabajando por una Zambia más democrática. Como se sabe, en marzo de 2009, los obispos pidieron a Caritas Zambia preparar voluntarios para un seguimiento del proceso electoral que tendrá lugar en 2011.

ZENIT informaba este 26 de julio que en Zambia se está proyectando una Constitución “débil y parcial” (ver: http://www.zenit.org/article-36178?l=spanish). El 16 de mayo, en una entrevista con el padre misionero Andrej Halemba, ZENIT reflejaba la situación del país: http://www.zenit.org/article-35381?l=spanish.

Para saber más de la Iglesia en Zambia: http://www.catholiczambia.org.zm/.

Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación