Panamá: la Iglesia desea hacer de puente entre los políticos

Entrevista del arzobispo Ulloa con el presidente Martinelli

Share this Entry

CIUDAD DE PANAMÁ, miércoles 27 junio 2012 (ZENIT.org).- El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, expresó tras una reunión con el presidente de la República, Ricardo Martinelli, que la Iglesia católica desea ser un puente de unidad entre los actores políticos del país, para que prevalezca el interés del pueblo panameño.

Después de que el arzobispo se reuniera con los dirigentes del Frente por la Democracia, ayer le transmitió al mandatario los detalles de estas conversaciones, encaminadas a conservar el clima de paz y tranquilidad que el país requiere.

“La vida nos va enseñando que hay que ser cada vez más realistas; yo creo que en estos diálogos tampoco se puede pretender, no son concertaciones”, dijo monseñor Ulloa y advirtió que la Iglesia solo juega un papel de catalizador para que se den estas conversaciones. “Si eso resulta, bendito sea Dios, pero si no resulta, hacemos el esfuerzo en función del pueblo y del bienestar común”, indicó.

El presidente reiteró al arzobispo su compromiso de revocar la resolución, por la que se designó a los tres magistrados de la Sala Quinta de la Corte Suprema de Justicia.

“Esta es una muestra más de nuestro compromiso de mantener un clima de paz en el país. Reitero mi llamado a la oposición política para que haga lo propio y cesen todas las acciones y declaraciones que puedan crear intranquilidad, desasosiego y que busquen justificar injustificables actos de violencia”, manifestó Martinelli.

Por su parte, monseñor Ulloa informó que todavía no se ha planificado una agenda de temas para el diálogo, agregando que el proceso tiene que ser bien elaborado para que no se den falsas expectativas.

“No es sentarnos por sentarnos, pero creo que en estos momentos hay que ir despacio; lo importante es, sin equivocarme, que hay disponibilidad de ambas partes, pero que hay que crear el ambiente, precisamente para que no se frustre la expectativa de diálogo”, sostuvo.

El Frente por la Democracia, integrado por los partidos de oposición y otras organizaciones, condicionó el diálogo a que el presidente cumpla con su promesa de derogar la Sala Quinta y respetar lo acordado en la Concertación Nacional, de retirar los proyectos de ley que tienen que ver con la venta de las acciones estatales en las empresas privatizadas.

“Son elementos que ambas partes tienen que tomar en cuenta; lo que nos preocupa es que no podemos seguir enfrentándonos los unos con los otros”, comentó monseñor Ulloa.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")