Ucrania: máxima tensión. El metropolita Onufry pide auxilio al patriarca de Moscú

Pide a Kirill que interceda para evitar un baño de sangre. Las tropas rusas siguen tomando posiciones

Share this Entry

Las tropas rusas siguen afluyendo masivamente en Crimea violando los acuerdos internacionales y la flota rusa del Mar Negro, que vigila el puerto de Sebatopol habría dado un ultimátum, después desmentido, según el cual intimaba a rendirse a las fuerzas ucranianas en Crimea, antes de las 4 de la mañana local. El presidente Ruso, Vladimir Putin desconoce al gobierno provisorio de Kiev, y asegura que ha ocupado Crimea para ‘protejer a los ciudadanos filo rusos de la región’, y que el uso de la fuerza es legal porque se lo pidió el derrocado presidente de Ucrania, Yanukovich.

En este clima de alta tensión, el regente de la Iglesia Ortodoxa ucraniana–del Patriarcado de Moscú, el metropolíta Onufry, ha hecho un llamado al patriarca Kirill, número uno de la Iglesia ortodoxa rusa, para que interceda y trate de evitar el derramamiento de sangre en Ucrania.

El metropolita de la localidad ucraniana de la diócesis de Chernivtsi y Bucovina ante la posibilidad que Rusia intervenga militarmente en la ex república soviética indicó que teme “consecuencias catastróficas entre ambos países”.

Ayer en el Vaticano, el papa Francisco después de la oración del ángelus pidió: “Sigan rezando por Ucrania, que está viviendo una situación delicada. Mientras anhelo que todas las partes del país se esmeren para superar las incomprensiones y construir juntos el futuro de la nación”. Y dirigió “un apremiante llamamiento a la comunidad internacional, para que sostenga toda iniciativa en favor del diálogo y de la concordia”.

Siempre ayer fue el día en que la Duma autorizó el pedido del presidente Vladimir Putin para que envíe el ejército con la finalidad de ‘defender a la población filo rusa que vive allí’, aunque no se han verificado casos de agresión de este tipo. En el consejo regional de Odessa, puerto ucraniano en el Mar Negro está flameando la bandera rusa, así como en el edificio de la Región de Donetsk.

Y no faltó la voz de la ex primer ministra ucraniana, Yulia Tymoshenko, que en un video puesto en la red indicó que con su acción en Crimea, “Rusia está declarando la guerra a Ucrania y a nuestros garantes: Estados Unidos y Gran Bretaña”.

Por su parte Moscú juzgó inaceptables las amenazas de Washington, que definió la ocupación militar rusa de Crimea como “un acto descarado de agresión” y una violación de la ley internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, mientras que Europa indicó la expulsión de Rusia del G-8 si no hace marcha atrás.

La situación inició con las manifestaciones de calle y combates que cobrando centenares de vidas terminaron deponiendo al presidente Viktor Yanukovich, y convocaron a un referendo para el 30 de marzo, para votar la independencia con respecto a Kiev.

El sector oriental del país es pro Rusia, mientras que el mayoritario sector occidental apoya la integración con la Unión Europea. Crimea es una situación diversa porque mantiene una autonomía con Ucrania y alberga la principal base militar Rusa en el Mar Negro. En las próximas horas se decide todo.

Share this Entry

Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación