La Santa Sede aprueba las Constituciones de los Legionarios de Cristo (3)

Algunos puntos que no se afrontan directamente en las Constituciones y por qué motivo

Share this Entry

La Santa Sede aprobó las Constituciones de los Legionarios de Cristo con un decreto firmado el 16 de octubre de 2014. Las Constituciones aprobadas contienen las normas fundamentales para custodiar y promover el carisma de la congregación.

En esta tercera parte del artículo sobre el tema, enviado por la Oficina de Prensa de los Legionarios, se explica por qué algunos puntos no se afrontan directamente en las Constituciones. 

                                                                      ***

Según el Derecho Canónico, las Constituciones contienen las normas fundamentales sobre el gobierno del instituto y la disciplina de sus miembros, la incorporación y formación de éstos, así como el objeto propio de los vínculos sagrados (can. 587 del Código de Derecho Canónico). Por lo mismo, no son el lugar para establecer procedimientos demasiado detallados o normas que no sean de carácter universal. Éste era uno de los aspectos a corregir en las Constituciones anteriores.

Ambientes seguros: La Legión de Cristo mantiene un firme compromiso en la prevención de abusos de menores, y una atención ágil y responsable a cualquier denuncia que se presente, la atención prioritaria a las víctimas y la plena colaboración con las autoridades civiles y eclesiásticas. Al tratarse de políticas que están en un proceso de mejora continua y que se ajustan a la legislación de cada país, no se pueden especificar en el texto de las Constituciones. Las Constituciones dan algunas orientaciones generales para el trato respetuoso con la mujer, los niños y los adolescentes (n. 29). Es en otros documentos en donde se expresan los compromisos y exigencias en este campo: Comunicado Capitular sobre el Gobierno, la autoridad y la obediencia, nn. 32-34, en el sitio institucional de internet, en la sección de ambientes seguros y en la carta del pro-director general del 5 de diciembre de 2013.

P. Marcial Maciel: Las constituciones son un texto legislativo, por lo que no son el lugar para pronunciarse sobre las vicisitudes del fundador. Los comunicados de la Sala de prensa de la Santa Sede del 19 de mayo de 2006 y del 1 de mayo de 2010 distinguen claramente la Congregacion de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi de los hechos inmorales de su fundador. El Card. Joao Braz de Aviz subrayó esta distinción en la conferencia de prensa del 31 de enero de 2014: «Estamos tomando conciencia en distinguir el fundador del carisma en sí mismo y no solamente es el caso de los legionarios, también de otras cosas más antiguas y más nuevas. No todos los fundadores viven según la gracia que comunican, es así y es necesario distinguir las cosas».

En 2010 se emprende el camino de renovación para corregir los influjos negativos de la vida del fundador en la Congregación. En su libro-entrevista “Luz del Mundo” el Papa Benedicto XVI afirma:

«Para mí, Marcial Maciel sigue siendo una figura enigmática. Por una parte, una vida que, como ahora sabemos, se encuentra fuera de la moralidad, una vida de aventuras, disipada, extraviada. Por otra parte, vemos el dinamismo y la fuerza con la que construyó la comunidad de los Legionarios.

Entretanto, hemos llevado a cabo una visita apostólica y nombrado un delegado que […] prepara las reformas necesarias. Naturalmente, hay que hacer correcciones, pero en términos generales, es una comunidad sana. Hay en ella muchas personas jóvenes que quieren servir con entusiasmo a la fe. No se debe destruir ese entusiasmo. Muchos de ellos partieron de una figura falsa, pero al final se han visto llamados a adherir a una correcta. Éste es el hecho notable, la contradicción: que, por así decirlo, un falso profeta haya podido tener un efecto positivo. A estos jóvenes hay que darles un nuevo aliento. Hace falta una estructura nueva para que no caigan en el vacío sino que, rectamente conducidos, puedan prestar un servicio a la Iglesia y a los hombres».

El nuevo texto constitucional ofrece la nueva estructura jurídica para la vida de la Congregación a la que se refiere el Papa Benedicto XVI en «Luz del Mundo».

El Capítulo General, máxima autoridad de la Congregación, ha tomado una postura institucional respecto al fundador el pasado 6 de febrero.

Estadísticas de la Legión de Cristo (al 31 de diciembre de 2013)

Miembros: El 31 de diciembre de 2013 había 1794 legionarios de Cristo: 4 obispos, 954 sacerdotes; 836 religiosos en formación y novicios. Hay además 945 alumnos en los centros vocacionales que no son considerados miembros de la congregación. En esa misma fecha había 49 sacerdotes con permiso de ausencia de comunidad, algunos de ellos están en proceso de abandonar la congregación. De éstos, muchos terminan su proceso de incardinación durante el año 2014. Su salida se reflejará en la estadística de este año.

Casas y centros de formación: Al final del año 2013 la congregación está distribuida en 9 territorios y las «Casas de Roma». Cuenta con 96 comunidades de apostolado, un filosofado, un teologado, 2 centros de humanidades clásicas, 7 noviciados y 15 centros vocacionales. Estas casas están en 22 países distintos.

Obras educativas: La Legión de Cristo y el Movimiento Regnum Christi dirigen al 31 de diciembre de 2013:

14 universidades o institutos de enseñanza superior: México (9), Chile (1), Italia (2), España (1) Estados Unidos (1).

128 colegios en 17 países: México (86), Estados Unidos (9), Chile (5), España (7), Argentina (3), Irlanda (2), Italia (2), Venezuela (2), Colombia (2), Brasil (3), Filipinas (1), El Salvador (1), Francia (1), Hungría (1), Alemania (1), Suiza (1), Canadá (1).

37 colegios Mano Amiga, para niños de escasos recursos, en 9 países: México (24), Chile (4), Colombia (2), Venezuela (2), Guatemala (1), El Salvador (1), Brasil (1), Argentina (1), Filipinas (1).

Leer también:

La Santa Sede aprueba las Constituciones de los Legionarios de Cristo

La Santa Sede aprueba las Constituciones de los Legionarios de Cristo (2)

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación