Las Adoratrices reciben el VI Premio de Derechos Humanos Rey de España

Print Friendly, PDF & Email

La Congregación se dedica a rescatar a mujeres víctimas de todo tipo de esclavitud, como la trata de seres humanos o la violencia de género

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

El VI Premio de Derechos Humanos Rey de España, que conceden bienalmente el Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, fue entregado este lunes a la Congregación de Religiosas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, por su labor a favor de las mujeres víctimas de trata y violencia de género.

En su discurso, la superiora general de las Adoratrices, sor Teresa Valenzuela Albornoz, dijo: “¡Gracias! en especial, en nombre de “ellas”, tantas mujeres adultas, jóvenes, e incluso niñas que tras una dolorosa experiencia de explotación, a través de un largo proceso de acogida y liberación, hoy viven integradas en la sociedad y en muchos casos son promotoras y agentes de cambio en sus realidades familiares y entornos sociales”.

“Son mujeres valientes, luchadoras tenaces, que cada día nos dan lecciones de resiliencia, de capacidad de recuperación, de esperanza en sus posibilidades y en las nuestras, como sociedad”, subrayó la superiora general.

Durante la ceremonia de entrega también estuvo presente la superiora provincial de la Congregación en España, sor Margarita Navío Sánchez, que recordó como “para desarrollar nuestra labor es imprescindible la colaboración y el trabajo en red, tanto con instituciones públicas, como con las organizaciones de la sociedad civil”.

“Hacemos extensivo este reconocimiento a todas aquellas instituciones como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Fiscalía y la Defensor del Pueblo y organizaciones de la sociedad civil con las que colaboramos en el día a día, uniendo fuerzas, creando sinergías y complementando nuestras capacidades en favor de las mujeres en situaciones de mayor vulnerabilidad como son las mujeres víctimas de la trata”, añadió la hermana Margarita. 

Por su parte, el rey Felipe VI animó este lunes a luchar “con firmeza y determinación” contra las diversas formas de trata y violencia que padecen muchas jóvenes y mujeres de todo el mundo, una práctica que definió como una “nueva esclavitud”, cuya “dimensión trasnacional” supone “un desafío contra el que hay que combatir”.

“Tenemos en ustedes un magnífico ejemplo de la fuerza de cambio que supone el compromiso”, aseguró el monarca en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, en presencia del rector, Fernando Galván, y de la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, representantes de las dos instituciones que conceden este galardón.

“Su voz en pro de los derechos de la mujer es la misma de tantas mujeres que han sido privadas de ella. Todos deseamos que esa voz no calle, que se abra paso hasta muchos oídos, que resuene en las conciencias y que llegue allí donde sea necesario para mejorar siempre la realidad de las personas más vulnerables y desfavorecidas”, enfatizó el Rey de España.

Las Religiosas Adoratrices nacieron en Madrid, en 1856, con el carisma específico de contribuir a la “liberación e integración personal, promoción y reinserción social, de la mujer víctima de diversas formas de esclavitud, además de la denuncia y el análisis crítico de la realidad”, informó la Congregación en un comunicado.

Su labor se centra en programas de carácter social, “dirigidos a mujeres en situación de vulnerabilidad social, en prostitución, víctimas de trata y de violencia en el ámbito de la pareja, madres jóvenes sin apoyo, mujeres con problemas de drogodependencia, mujeres privadas de libertad y menores en situación de exclusión”.

Para favorecer la recuperación integral y lograr la autonomía de las mujeres, la institución pone a su disposición “recursos de acogida, apoyo y asesoría jurídica, psicológica e inserción socio laboral, desde una intervención educativa individualizada, en la que cada mujer es la protagonista de su proceso”.

La Congregación ayuda, a través de 420 proyectos, a mujeres víctimas de diferentes formas de explotación, en 23 países de Europa, Asia, África e Iberoamérica. Solo en el último año, las Adoratrices atendieron a ocho mil mujeres en todo el mundo.

(RLG)

Share this Entry

Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }