España: Ayuda a la Iglesia Necesitada comparece en el Congreso

El director de la Fundación asegura que si somos demócratas no podemos pasar por alto las persecuciones a las minorí­as religiosas

Share this Entry

El director de Fundación de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, Javier Menéndez Ros, ha comparecido esta tarde ante la Comisión de Exteriores de los Diputados donde ha pedido a los políticos y a la sociedad un mayor compromiso con los cristianos que sufren persecución a causa de su fe.

Además ha hablado del silencio culpable en muchos medios y de la indiferencia de la comunidad internacional. La intervención ha sido apreciada por los distintos partidos que han confirmado la importancia de defender la libertad religiosa.

En su discurso, el director de AIN ha asegurado que “si creemos en los derechos fundamentales y de verdad somos demócratas no podemos pasar por alto los atropellos sufridos por muchas minorías religiosas en el mundo”. Además ha señalado que “las resoluciones tomadas por las instituciones gubernamentales deben ir acompañadas de medidas eficaces que presionen a los países que no respetan la libertad religiosa”.

Por otro lado, Menéndez ha indicado que “necesitamos urgentemente que se conozca y que se denuncien los ataques a la libertad religiosa”. Asimismo ha destacado la existencia de “un silencio culpable en muchos medios y percibimos una indiferencia por parte de la comunidad internacional, especialmente la de Occidente”. El director de AIN ha destacado la labor fundamental de “denuncia, presión y concienciación que realizan asociaciones ciudadanas” y ha denunciado “la falta de igualdad en la cobertura de las noticias” pidiendo que se recojan en los medios todos los hechos de violencia contra diferentes minorías religiosas.

Del mismo modo ha querido destacar el nuevo escenario mundial con la creciente amenaza del fundamentalismo islámico que está sofocando a las minorías religiosas en África, Asia y Oriente Medio, donde en este último caso los cristianos han pasado de ser un 20 por ciento a menos del 4 por ciento en los últimos 100 años. La intervención en el Congreso ha finalizado con el testimonio de personas concretas que han sufrido este hostigamiento, como es el caso de Shabbaz Bhatti, Ministro de las Minorías Religiosas del Gobierno de Pakistán,  asesinado en 2011 por su labor en defensa de la libertad religiosa, pero que nunca abandonó su fe católica y su lucha por los más pobres y necesitados.

Durante la intervención, ha presentado los datos recogidos en el Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2014, elaborado por dicha Fundación, en el que se concluye que la libertad religiosa está en grave deterioro. Tal y como indica este informe, en un tercio de los países del mundo hay un empeoramiento de este derecho y en casi la mitad la libertad religiosa está vulnerada. El informe estima que unos 200 millones de cristianos sufren persecución y 50 millones más no pueden vivir libremente su fe.

La portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Exteriores, Rocío López, ha agradecido el trabajo de la Fundación en defensa de la libertad religiosa y la lucha contra la persecución de todas las religiones. Además, ha calificado de “grandes crímenes contra la humanidad” los últimos acontecimientos contra cristianos en el mundo, como entre otros el atentado de Kenia o la irrupción del Estado Islámico en Irak. De este modo ha afirmado que “la libertad religiosa no es una libertad de segundas, es un derecho con amparo legal” y su defensa “nos compete a todos, independientemente de nuestra ideología y religión y es una libertad fundamento de las demás libertades”.

También se ha pronunciado Joan Nuet, portavoz de Izquierda Plural, asegurando que es fundamental defender la libertad religiosa y que el yihadismo hay que atajarlo. “Sin la libertad religiosa empezamos a cuestionar el resto de las libertades”, ha observado. Además, ha indicado que “los estados occidentales debemos replantearnos nuestra mirada al mundo”, reconociendo que los grupos yihadistas son fruto de otros factores como la pobreza, la desigualdad social y circunstancias políticas.

Por su parte, la portavoz Grupo Socialista en la Comisión de Exteriores del Congreso, Delia Blanco, ha dado las gracias “por el trabajo que hace a favor de los cristianos en el mundo” y ha denunciando que España nunca ha aceptado el asilo para personas perseguidas por su religión. Por ello ha indicado que “tenemos que empezar a poner medidas para defender este derecho fundamental así nuestro grupo parlamentario lo considera”. (RL) (HSM)

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")