Web de la Conferencia Episcopal de Venezuela

Web de la Conferencia Episcopal de Venezuela PD - http://www.cev.org.ve

Los obispos de Venezuela: ‘Es necesario recuperar el respeto y la defensa de la libertad de expresión’

En el comunicado del episcopado tras la 105º Asamblea Ordinaria exhortan a todos los actores políticos a que cumplan con sus deberes

Share this Entry

La Conferencia Episcopal de Venezuela, reunida en la 105° Asamblea Ordinaria en Caracas al inicio de un nuevo año, en la situación de crisis global en la cual se encuentra el país que produce tantos sufrimientos, quieren acercarse “a quien se siente o está realmente golpeado aunque piense distinto de nosotros, cuidar su salud vendando sus heridas, asegurar su alimentación dándole de comer, compartir lo que se tiene atendiendo sus necesidades, velar por la solución de los numerosos problemas que los aquejan”. No podemos pasar de largo –aseguran– ni ser indiferentes ante sus problemas.
Analizando la realidad concreta del país, los obispos venezolanos observan que “la corrupción y la impunidad son males que destruyen valores fundamentales y generan desigualdades e injusticias”. Y Venezuela, aseguran “no escapa a esta realidad que debemos superar con decisión, sensatez y eficacia para reconstruirlo y buscar las mejores respuestas con la participación de todos los actores sociales”.
Asimismo, quieren dar gracias a Dios “por el renovado ejemplo de responsabilidad cívica y voluntad pacífica de nuestro pueblo venezolano tanto en los comicios del 6 de diciembre como en la instalación el pasado 5 de enero de la nueva Asamblea Nacional”.
Los obispos aseguran que “trabajar por la construcción de un futuro mejor para todos los venezolanos es deber impostergable”. Por eso recuerdan que, como dijo el papa Francisco, “el que quiera ser pastor debe oler a oveja”, por lo tanto, “quien quiera ser líder del pueblo debe oler a él, estar amorosamente consustanciado con sus angustias y esperanzas”.
Por otro lado, quieren advertir que “el problema alimentario y la insuficiencia de medicamentos e insumos para atender la salud, pueden provocar una crisis humanitaria de amplias proporciones y gravísimas consecuencias a la que tenemos la obligación de dar solución a tiempo y de manera decidida”. Corresponde primariamente al Ejecutivo –aseguran– tomar las medidas necesarias para resolver la grave situación económico-social que puede llevar a tal crisis y al resquebrajamiento del tejido social.
En esta misma línea, los obispos califican de lamentables “la improvisación y la ineficiencia de muchos planes policiales”, y, en no pocas ocasiones, “el uso excesivo y hasta inhumano de la fuerza pública, siendo los sectores populares los que más sienten la desprotección y el abuso de quienes deberían ser siempre los garantes de la tranquilidad de la población”. Pero, también muestran su dolor por “el alto número de efectivos policiales que mueren a manos del hampa”. Es necesario –afirman.– recuperar el respeto y la defensa de la libertad de expresión para que podamos tener acceso real a la verdad de los acontecimientos.
Del mismo modo, la Conferencia Episcopal de Venezuela muestra su preocupación por la situación del cierre de la frontera con Colombia y “sus incidencias en la vida social y económica de los ciudadanos que allí conviven”.
Una situación, que según los obispos, literalmente clama al cielo es la penitenciaria. Por eso, aseguran que el respeto integral a la dignidad de la persona y de la vida se mide por la atención adecuada a los reclusos, el trato respetuoso y humano a los familiares cuando les visitan y en evitar los retardos procesales que angustian a ambos. De este modo, indican que si en algo debe manifestarse el Año Jubilar de la Misericordia “es que en Venezuela no haya nadie detenido por razones políticas”.  
En el mensaje, realizan también una exhortación a todos los actores políticos a que cumplan con sus deberes, respeten las respectivas autonomías de cada poder, busquen formas de diálogo efectivo que privilegie los problemas de la gente. Finalmente, lanza también un llamamiento también «para que en este año jubilar de la misericordia, se trabaje por el diálogo, la reconciliación y la paz». 
 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación