Wikimedia Commons - Brussels Airport, CC BY-SA 2.0

(Wikimedia Commons)

El terrorismo golpea Bruselas

Dos explosiones, en el aeropuerto y en el metro, deja más de veinte muertos y decenas de heridos

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- Bruselas ha amanecido sufriendo la tragedia del terrorismo. A las 7.45 horas de la mañana se han registrado dos explosiones en el aeropuerto Zaventem. Una hora después se produjo otra detonación en la estación de metro de Maelbeek.
El balance por la tarde del martes es de 30 personas muertas y cerca de doscientos de heridos. La fiscalía confirmó poco después de la tragedia ya ha confirmado de que se trata de un acto terrorista suicida. Y horas más tarde el Estado Islámico asumió la autoría del atentado. 
Los obispos de Bélgica han publicado un comunicado en el que expresan su dolor por el ataque en el aeropuerto de Zaventem y en el centro de Bruselas. Asimismo aseguran compartir la angustia de miles de viajeros, sus familias y profesionales de la aviación. Encomiendan a las víctimas a las oraciones de todos “en esta nueva situación dramática”. Finalmente los obispos de Bélgica informan de que los capellanes del aeropuerto están al servicio de todos y proporcionan el apoyo espiritual necesario. Y piden que todo el país pueda vivir estos días en gran responsabilidad ciudadana.
Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Española ha remitido una carta de condolencia al arzobispo de Malinas-Bruselas, monseñor Josef De Kesel. Así, el cardenal Ricardo Blázquez Pérez, en nombre de los obispos de la CEE, le transmite “nuestros sentimientos de condolencia ante unos hechos que atentan contra el sagrado tesoro de la vida humana y dañan gravemente todos los derechos inherentes a nuestra naturaleza”.
Por eso encomiendan al Señor a “todas las víctimas y pedimos el consuelo y la fortaleza para sus familiares, así como para las autoridades y las instituciones que son también atacadas en estos atentados y que tienen la misión de proteger y garantizar la paz y la concordia”.

Share this Entry

Staff Reporter

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación