Obispos y laicos unidos en una protesta pacífica en Nigeria. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

Dos musulmanes asesinan y prenden fuego a joven cristiana en Nigeria pero quedan en libertad

Aliyu y Hukunci, los dos hombres detenidos en relación con la muerte de la señorita Emmanuel, comparecieron el martes 16 de mayo ante los magistrados de Sokoto. Representados por un equipo de 34 abogados, se declararon inocentes y quedaron en prisión preventiva. Las condiciones de la fianza se fijaron este 18 de mayo.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Nigeria, 18.05.2022).- Este miércoles 18 de mayo la policía nigeriana anunció que está buscando a más sospechosos en relación con el brutal asesinato de una joven cristiana en el norte de Nigeria, tras un fin de semana de disturbios en apoyo de dos hombres acusados de su asesinato.

La policía busca a los hombres que reivindicaron la muerte de Deborah Emmanuel (también conocida como Deborah Yakubu o Deborah Samuel) en un vídeo gráfico publicado en las redes sociales. La señorita Emmanuel fue apedreada y luego se le prendió fuego a su cuerpo por supuestamente haber enviado mensajes que insultaban al profeta musulmán Mahoma a un grupo de WhatsApp.

En el video se ve a un hombre mostrando una caja de cerillas a la cámara y diciendo que la usó para prenderle fuego. También hay escenas de lo que parece ser el cuerpo muerto de la señorita Emmanuel siendo golpeado con palos.

Los disturbios estallaron el pasado fin de semana (14 y 15 de mayo) después de que dos estudiantes, Bilyaminu Aliyu y Aminu Hukunci, fueran detenidos como sospechosos de su asesinato. La diócesis local comunicó a la organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) que los alborotadores atacaron lugares cristianos en toda la capital del estado, Sokoto.

Un comunicado de la diócesis de Sokoto, cuya copia fue enviada a ACN, detallaba los destrozos causados por las turbas. Según la diócesis, grupos de jóvenes, dirigidos por adultos, atacaron la catedral católica de la Sagrada Familia en Bello Way, rompiendo ventanas y destrozando un autobús comunitario en el recinto.

El comunicado continúa: «La iglesia católica de San Kevin también fue atacada y quemada en parte; las ventanas del nuevo complejo hospitalario en construcción, en el mismo recinto, fueron destrozadas… Los matones también atacaron el Centro Bakhita, situado en la carretera Aliyu Jodi, y quemaron un autobús dentro del recinto».

El sábado 14, tras el inicio de los disturbios, circuló por Internet una invitación a la protesta pacífica en la que se pedía a la gente que «salvara a los hermanos en el islam que están luchando por la fe del islam y defendiendo el respeto al profeta».

Aliyu y Hukunci, los dos hombres detenidos en relación con la muerte de la señorita Emmanuel, comparecieron el martes 16 de mayo ante los magistrados de Sokoto. Representados por un equipo de 34 abogados, se declararon inocentes y quedaron en prisión preventiva. Las condiciones de la fianza se fijaron este 18 de mayo.

Share this Entry

John Newton

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")