Dona ahora!

Estados Unidos: Bush crea el Consejo Presidencial de Bioética

Integrado por 18 miembros asesorará al Presidente en temas biomédicos

WASHINGTON, 30 noviembre 2001 (ZENIT.org).- El presidente George W. Bush ha creado el Consejo Presidencial de Bioética. Su misión, según el texto de la orden ejecutiva, será la de «asesorar al Presidente sobre cuestiones de bioética que puedan emerger como consecuencia de los avances de la ciencia biomédica y la tecnología».

En relación con su papel de asesoría, la misión del Consejo incluye las siguientes funciones: emprender investigaciones sobre el significado humano y moral de la evolución en la ciencia biomédica y en la tecnología; explorar cuestiones éticas y políticas específicas relacionadas con esta evolución; proporcionar un foro para un debate nacional sobre temas bioéticos; facilitar una mayor comprensión de los temas bioéticos y explorar las posibilidades para una útil colaboración internacional sobre temas bioéticos.

En apoyo de su misión, según explica un comunicado emitido este miércoles por el mismo Bush, el Consejo podrá estudiar temas éticos ligados las actividades tecnológicas específicas, tales como la investigación sobre embriones humanos y células estaminales, reproducción asistida, clonación, usos del conocimiento y las técnicas derivadas de los temas de genética humana, neurociencias y final de la vida.

El Consejo podrá también estudiar temas éticos y sociales más amplios respecto a la protección de los sujetos humanos en la investigación, los usos apropiados de las tecnologías biomédicas, las implicaciones morales de las teconologías biomédicas y las consecuencias de limitar la investigación científica

«El Consejo se esforzará en desarrollar una comprensión profunda y global de los temas que considera –explica el comunicado presidencial–. Para lograr su objetivo, será guiado por la necesidad de articular plenamente las complejas y a menudo enfrentadas posiciones morales de cualquier tema dado, antes que por un interés predominante en encontrar consenso».

«El Consejo podrá escoger el procedimiento para ofrecer la variedad de puntos de vista de un tema concreto, antes que intentar alcanzar una sola posición de consenso», añade el anuncio.

El Consejo no será responsable de la revisión y aprobación de proyectos especípficos o de crear o supervisar regulaciones para agencias guebrnamentales específicas, aclara la presidencia.

En apoyo de su misión, podrá aceptar sugerencias de temas para su consideración de los directores de las agencias gubernamentales y otras fuentes si lo considera apropiado.

Al establecer prioridades en sus actividades, Bush explica que el Consejo considerará la urgencia y gravedad del tema concreto; la necesidad de guía política y educación pública en el tema concreto; la conexión del tema bioético con el objetivo del avance federal de la ciencia y la tecnología; y la existencia de otra entidad disponible a deliberar apropiadamente sobre el tema bioético.

Estará integrado por no más de 18 miembros nombrados por el presidente entre individuos que no son funcionarios ni empleados del Gobierno federal. Incluirá miembros elegidos de los campos de la ciencia y medicina, derecho y gobierno, filosofía y teología y otras áreas de las ciencias humanas y sociales. El Presidente designará a un miembro del Consejo como presidente del mismo. La duración del cargo será de dos años y los miembros podrán ser propuestos para ser nombrados de nuevo.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación