Dona ahora!

Indonesia: Integristas islámicos atacan aldeas católicas

En dos años, en el conflicto de las Molucas, han muerto ocho mil personas

AMBON, 14 dic 2000 (ZENIT.org).- La «guerra santa» de los fundamentalistas islámicos sigue haciendo víctimas entre los cristianos del archipiélago de las Molucas, en Indonesia.

Según revela la agencia misionera de la Santa Sede, Fides, el pasado 1 de diciembre musulmanes integristas atacaron a las aldeas católicas de Korfutin y Korlokin en la isla de Teor, al Este de Ceram. Muchas casas fueron arrasadas y la gente tuvo que emprender el camino de la huida.

Teor está cerca de Keswui y, con Geser, Gorong, Kurmangur y Tayaondo, forma una lista de pequeñas islas que unen a Ceram con las islas Kei. En la isla de Teor hay cinco aldeas católicas y una mixta, católica-protestante.

A causa de los enfrentamientos en Keswui, según ha informado a Fides el Centro de Crisis de la diócesis de Amboina, en Teor ha aumentado de manera dramática la tensión en las últimas semanas. Atemorizados, los cristianos comenzaron a abandonar la isla en pequeñas embarcaciones, llegando a las islas Kei.

Según el P. Fred Sarkol, presente en las Kei, la llegada de refugiados es continua. Según el testimonio de los desplazados, los musulmanes siguen amenazando a los cristianos. El 8 de diciembre Paulina Kplatlena, ministra de la comunidad protestante de Rumoy, fue invitada a convertirse al Islam bajo pena de muerte.

Sin embargo, ha sido un fracaso total el trabajo del equipo investigador que visitó Keswui con el objetivo de indagar sobre las denuncias de conversiones forzadas y asesinatos. Las investigaciones han sido insuficientes y los cristianos interrogados no hablaron libremente por temor de venganzas por parte de los musulmanes.

Ahora bien, si bien en las Molucas centrales hay tensión, en el norte del archipiélago se ha emprendido un proceso de paz. El 24 de diciembre, vigilia de Navidad, la vicepresidente de Indonesia, Megawati Sukarnoputri, visitará la isla de Halmahera y firmará el documento oficial de reconciliación islamo-cristiana en la aldea de Mamuya, en la frontera entre Galela y Tobelo, dos áreas en abierto conflicto en el pasado.

Según revela Fides, ocho mil personas han muerto a causa de los enfrentamientos promovidos principalmente por los islámicos radicales con el fin de expulsar a las comunidades cristianas.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación