Dona ahora!

Juan Pablo II moviliza a sus representantes para salir en ayuda de África

Invita a promover el encuentro de esas culturas con Cristo

CASTEL GANDOLFO, lunes, 27 septiembre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha convocado a los nuncios apostólicos en África, sus personales representantes en cada uno de sus países, para analizar la manera en que es posible llamar la atención del resto del mundo sobre el drama de hambre y guerras que vive el continente.

El encuentro, que tuvo lugar entre el 23 y el 25 de septiembre, concluyó con una audiencia a los 26 diplomáticos papales, en la residencia pontificia de Castel Gandolfo, en la que el Santo Padre les dejó como consigna promover el encuentro de las culturas africanas con Cristo.

«Como representantes pontificios estáis llamados a acompañar el desarrollo de las comunidades eclesiales a favor del progreso integral de la sociedad, sobre todo a apoyar el encuentro de las culturas con Cristo y su Evangelio», aclaró el Papa en el discurso que pronunció en italiano.

El 23 de septiembre, la Sala de Prensa de la Santa Sede publicó un comunicado en el que aclara que la decisión de convocar a todos los nuncios de África y Madagascar en Roma buscaba «hacer llegar a las poblaciones y a las Iglesias locales de África la cercanía espiritual del Papa Juan Pablo II y la solidaridad de toda la Iglesia».

Asimismo, afirmaba el texto, «responde a la urgente necesidad de no abandonar a ese Continente para que, utilizando sus abundantes recursos naturales y humanos, pueda superar los graves males que lo afligen y convertirse en protagonista de su desarrollo integral».

El Papa pidió a sus representantes que sean «testimonios de comunión, favoreciendo la superación de las tensiones y de las incomprensiones, la victoria sobre la tentación del particularismo, y reforzando el sentimiento de pertenencia al único y sin divisiones pueblo de Dios».

El obispo de Roma constató en el encuentro las dificultades que los nuncios apostólicos afrontan en muchos países africanos. Citó, en particular, el ejemplo del arzobispo irlandés Michael Aidan Courtney, nuncio apostólico en Burundi, quien fue asesinado el 29 de diciembre de 2003 en medio de la labor de paz que estaba promoviendo en ese país.

«Sabed que el Papa y la Curia romana están a vuestro lado, como lo testimonia también este encuentro», afirmó.

En las reuniones con los nuncios participaron el cardenal italiano Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, el arzobispo argentino Leonardo Sandri, sustituto para Asuntos Generales; el arzobispo italiano Giovanni Lajolo, secretario para las Relaciones con los Estados; y los jefes de diversos organismos de la Curia romana más directamente interesados.

En estos encuentros, según confirmó el Vaticano, se dio «un intercambio de información» y se reflexionó «sobre la situación política, social, económica, religiosa y eclesial del continente africano y las modalidades más adecuadas de desarrollar la delicada misión que se les ha confiado» a los representantes papales.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, intervino en el primer día del encuentro.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación