Dona ahora!

Kiko Argüello y Carmen, honoris causa por la Catholic University of America

El Camino Neocatecumenal está presente en Estados Unidos en 82 diócesis y en 350 parroquias con unas mil comunidades

La Catholic University of America (CUA) conferirá este sábado el doctorado honoris causa a Francisco Gómez de Argüello Witz (Kiko) y a María del Carmen Hernández Barrera, iniciadores del Camino Neocatecumenal.

“La decisión tiene una especial relevancia como reconocimiento a la obra de Kiko y Carmen a través del Camino en los Estados Unidos y en el mundo, puesto que la UCA es la única universidad Pontificia en los Estados Unidos y funciona bajo la directa supervisión de la Conferencia Episcopal Estadounidense y de la Santa Sede”, ha informado el Camino en un comunicado.

Los doctorados honoris causa para Kiko y Carmen fueron propuestos ya hace algunos años y han sido decididos recientemente después del encuentro del papa Francisco con el Camino Neocatecumenal el 6 de marzo pasado, cuando el Pontífice –al enviar 250 familias en misión– definió este itinerario de formación cristiana como “un verdadero don de la Providencia a la Iglesia de nuestros tiempos”.  

Kiko y Carmen introdujeron el Camino en los Estados Unidos en 1974, cuando acudieron invitados a Nueva York por el encargado de liturgia para la diócesis de Brooklyn, Mons. James Donegan, que “quedando impresionado de los cantos compuestos por Kiko, entre ellos sobre todo Resucitó, le invitó a hablar a la universidad sobre música sagrada. Kiko aprovechó la invitación para proponer el Camino Neocatecumenal en las parroquias y fue recibido con los brazos abiertos por el Cardenal Cooke, que le permitió visitar las parroquias de Nueva York”, ha explicado esta realidad eclesial.

El padre Vicent Resta, párroco de la parroquia de Santa Colomba en el centro de Manhattan, “después de haber escuchado hablar a Kiko, preguntó “¿Cuándo comenzamos?”, viendo en las palabras de Kiko y de Carmen –que proponían un itinerario de tipo catecumenal– una solución para las parejas y las personas en situaciones moralmente irregulares para las que él, como responsable del cursillo, no tenía una respuesta pastoral”, ha relatado el Camino.

En la actualidad, el Camino en Estados Unidos está presente en 82 diócesis y en 350 parroquias con unas mil comunidades. Los obispos de 8 diócesis (Boston, Washington D.C., Newark, Philadelphia, Denver, Dallas, Miami y Guam), siguiendo el ejemplo de san Juan Pablo II, han erigido Seminarios Diocesanos Misioneros Redemptoris Mater donde estudian unos 250 seminaristas. Hasta la fecha se han ordenado 180 presbíteros preparados en estos seminarios. 

Kiko recibió el doctorado honoris causa del Instituto Juan Pablo II de Roma en 2009. En la laudatio del profesor José Noriega, la decisión vino motivada sobre todo por el hecho de que “en un momento de crisis y desorientación por parte de muchos, la acogida sin reservas de la encíclica profética de Pablo VI Humanae Vitae por parte de las familias del Camino ha sido un auténtico testimonio para toda la Iglesia”; el Camino, además, ha “abierto una vía para reintroducir en la familia una liturgia doméstica para transmitir la fe a las nuevas generaciones”; y finalmente porque “en el contexto de la secularización de grandes zonas de la tierra en las que la fe está en peligro de apagarse como una llama que no encuentra donde nutrirse”, el Camino Neocatecumenal ha sabido “hacer presente a Dios de un modo singular (….) a través del testimonio de las familias en misión (missio ad gentes)”.

En 2013, Kiko recibió el doctorado en Teología también por la Universidad de Lublín (Polonia) por haber “iniciado una formación espiritual post baustimal, llamada  universalmente Camino Neocatecumenal, excepcionalmente preciosa para el mundo contemporáneo que, con forma de iniciación cristiana, lleva a todo el mundo una acción evangelizadora”. En la laudatio, el Prof. Stanisław T. Zarzycki presentó a Kiko “como un profeta de nuestro tiempo”. 

La concesión del honoris causa a Carmen subraya su “contribución fundamental a la formación de la síntesis teológico-catequética del Camino: sin su conocimiento existencial y profunda de la Escritura, de la renovación del Concilio Vaticano II y de la historia de la Iglesia, no se habría podido crear este itinerario de iniciación cristiana”.

El Camino Neocatecumenal está difundido hoy en todo el mundo con cerca de un millón y medio de participantes en 125 naciones. Kiko y Carmen, junto al Padre Mario Pezzi, forman el Equipo Responsable del Camino a nivel internacional.

(IDV) (HSM)

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación