Dona ahora!

Mensaje vaticano a los comunicadores en el día de la Virgen de Guadalupe

Del presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales

 CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 12 diciembre 2008 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que ha enviado el arzobispo Claudio Maria Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, con motivo de la Virgen de Guadalupe.

* * *

Al celebrar con alegría la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América y a la cual la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) renueva continuamente su consagración, deseo enviarles un saludo fraterno y sincero a todos los hombres y mujeres que sirven a la Iglesia con el carisma de la comunicación, y compartir con ustedes algunas reflexiones ahora que los Obispos han lanzado la Misión continental que orientará radicalmente la actividad pastoral presente y futura de nuestras comunidades. 

Este año la Iglesia católica ha vivido un momento muy importante durante el Sínodo de la Palabra en la vida y la misión de la Iglesia. Este Sínodo nos ha recordado vívidamente que Dios se ha revelado a nosotros como Amor de manera plena en Cristo, y que toda misión evangelizadora es comunicación, como lo es la Iglesia misma. Por lo tanto corresponde a todos -como discípulos y misioneros- ser expertos comunicadores de esa Palabra que hemos recibido en nuestros corazones. Pero resulta que nos encontramos, justamente en el ámbito de la comunicación, en un proceso de aceleración nunca visto. Los medios de masas ya no actúan aislados; se entrelazan y potencian en el mundo virtual creado por Internet, incluyendo a las pequeñas pantallas que reciben y emiten contenidos desde cada hogar y hasta desde la palma de la mano. Incluso en sectores sociales con carencias importantes, se multiplica el uso del teléfono móvil como nueva ventana al diálogo social.

Los cambios en este campo nos interpelan. Es urgente incluir a los que no participan en este diálogo, y también actuar como puentes entre las generaciones: las que han nacido y crecido en el mundo de la palabra y el texto, y los llamados “nativos digitales”, que ya no comprenden modelos anteriores y han de ser también alcanzados por la Palabra del Señor. Por eso resulta particularmente oportuno el tema que el Papa Benedicto XVI ha elegido para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2009: “Nuevas tecnologías, nuevas relaciones. Promover una cultura de respeto, de diálogo, de amistad“. 

La Iglesia no sucumbe a la fascinación de la tecnología en sí misma, por muy atractiva que pueda resultar, pero tampoco le teme a ese fruto de la creatividad humana, tan digna de aprecio. Como seguidores del Señor centramos nuestra atención en las personas, en las familias, en las comunidades, y en todo aquello que pueda favorecerlas en el camino de la paz, la justicia, el amor y el encuentro con Dios. Así, a ejemplo de San Pablo de Tarso, el gran comunicador que usó los medios de su tiempo, asumimos en cada caso la tecnología adecuada sin servidumbres, con libertad y valentía, actuando como agentes de sentido y servidores de nuestros hermanos en esta nueva cultura.

Cualquiera que sea el medio en que trabajamos, aprovechemos las oportunidades que la propia tecnología nos da para hacerlo en red, estableciendo vínculos de colaboración con otras iniciativas eclesiales que, con sus particulares carismas, están al servicio del mismo y alto objetivo: poner al Señor Jesucristo en el corazón de la sociedad de la información. La integración entre nosotros no significará uniformidad, sino la hermosa y múltiple armonización de nuestros esfuerzos.  

Que en este tiempo de Adviento y en la próxima Navidad del Señor, Nuestra Señora de Guadalupe, excelsa comunicadora, siga amparando nuestra vida personal y profesional.

[El mensaje original puede verse en vídeo en www.h2onews.org]

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación