Dona ahora!
El Papa invoca bendiciones de paz y esperanza © Vatican Media

El Papa invoca bendiciones de paz y esperanza © Vatican Media

“¡Nunca me cansaré de repetir que la paz es posible!” – Palabras del Papa a los líderes de Sudán del Sur

Al final del Retiro Espiritual en el Vaticano

(ZENIT – 11 abril 2019).- “Dios nos muestra una gran confianza, escogiéndonos para ser sus colaboradores en la construcción de un mundo más justo”, ha encomendado el Papa Francisco a los líderes políticos y religiosos de Sudán del Sur, recordándoles que “paz” fue la primera palabra que la voz del Señor pronunció a los Apóstoles después de su dolorosa pasión y después de haber vencido a la muerte.

Esta tarde, a las 5, en la Casa Santa Marta, en Ciudad del Vaticano, el Papa se ha dirigido al presidente de la República y 4 vicepresidentes, que junto a ocho miembros del Consejo de Iglesia del país han participado en un retiro espiritual durante los días 10 y 11 de abril de 2019, en compromiso con la paz, organizado por la Secretaría de Estado del Vaticano y la Oficina del Arzobispo de Canterbury, Primado de la Iglesia Anglicana, Justin Welby.

“¡Nunca me cansaré de repetir que la paz es posible!”, ha insistido el Santo Padre al final de su intervención y ha manifestado su anhelo de que todos “sepan acoger la más alta vocación de ser artesanos de la paz, en un espíritu de fraternidad y solidaridad con cada miembro de nuestro pueblo, un espíritu noble, recto, firme y valiente en la búsqueda de la paz, a través del diálogo, la negociación y el perdón”.

Progreso deseado

Francisco ha deseado que todos puedan recibir “nuevas fuerzas para llevar adelante el progreso deseado de su joven nación” y sea posible “encender una nueva luz de esperanza para todo el pueblo de Sudán del Sur”, y les ha reiterado su anhelo de viajar al país: su deseo de viajar: “Espero poder ir pronto, con la gracia de Dios, a su amada nación juntos”.

“El propósito de este retiro es estar juntos ante Dios y discernir su voluntad; también es reflexionar en la vida de uno y en la misión común que nos confía; es tomar conciencia de la enorme corresponsabilidad por el presente y el futuro del pueblo de Sudán del Sur; es un compromiso, revitalizado y reconciliado, para la construcción de su nación”, ha explicado el Pontífice.

Así, Francisco les ha confirmado en su misión de caminar hacia “la paz”, pues es “el primer regalo que el Señor nos ha dado” y es también “la primera tarea que los líderes de las Naciones deben realizar”: “es la condición fundamental para el respeto de los derechos de cada hombre y para el desarrollo integral de todo el pueblo”.

“Busquen lo que une”

Al final del Retiro, se ha entregado a los participantes una Biblia firmada por el Santo Padre, Su Gracia Justin Welby y el Reverendo John Chalmers, ex Moderador de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, con el mensaje: “Busquen lo que une. Superen lo que divide ”. Y después Francisco se ha acercado a los 5 líderes políticos allí presentes y arrodillándose ante cada uno, les ha besado los pies, como símbolo de una bendición apostólica, comprometiéndolos con la paz.

“Les renuevo a todos, autoridades civiles y eclesiásticas de Sudán del Sur, mi gratitud por participar en este retiro; Y a todos los queridos pueblos del sur. Los sudaneses formulan fervientes deseos de paz y prosperidad. Que la abundancia de gracia y la bendición de Dios misericordioso llega al corazón de cada hombre y cada mujer en Sudán del Sur e dan frutos de paz duradera y exuberante, de la misma manera que las aguas del río Nilo, que cruzan vuestro país, hagan que la vida crezca y florezca. Finalmente, confirmo mi deseo y el mío.

La mirada de Jesús

“Queridos hermanos y hermanas, la mirada de Jesús descansa incluso ahora, aquí y ahora, en cada uno de nosotros. Es muy importante cruzarlo con nuestros ojos internos, preguntándonos: ¿Cuál es la mirada hoy de Jesús sobre mí? ¿Para qué me llamas? Lo que el Señor quiere perdonarme y lo que hay en el mío. ¿Qué actitud me pide cambiar? ¿Cuál es mi misión y la tarea que Dios me confía”, ha planteado el Santo Padre.

“Solo que tenemos una responsabilidad y misión particular: servirle”, ha asegurado. “Estamos seguros queridos hermanos, que todos nosotros estamos bajo la mirada de Jesús: nos mira con amor, nos pregunta algo”.

“Nos muestra una gran confianza, escogiéndonos para ser su sus colaboradores en la construcción de un mundo más justo. Estamos seguros de que sus ojos nos conocen. Nos ama y nos transforma, nos reconcilia y nos une. Su mirada benévola y misericordiosa allí nos alienta a abandonar el camino del pecado y la muerte y nos apoya para continuar el camino de paz y bien. Aquí hay un ejercicio que es bueno para nosotros y que siempre se puede hacer también”.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación