Dona ahora!

Obispos argentinos: Desean transformar el dolor en “fuerza y esperanza”

Tras la despenalización del aborto en el país

(ZENIT – 15 junio 2018).- Con motivo de la aprobación del proyecto de despenalización del aborto por parte de la Cámara de Diputados de Argentina, los obispos de la Conferencia Episcopal han expresado que “les dueles esta decisión” como argentinos.

“Seguimos sosteniendo la necesidad que en el debate legislativo que continúa, pueda haber diálogo. La situación de las mujeres frente a un embarazo no esperado, la exposición a la pobreza, a la marginalidad social y la violencia de género, siguen sin tener respuesta. Simplemente se ha sumado otro trauma, el aborto. Seguimos llegando tarde”, indican los prelados argentinos.

Fuerza y esperanza

A través de la Comisión Ejecutiva y de la Comisión Episcopal de Laicos y Familia (CELAF) de la Conferencia Episcopal Argentina, los obispos han publicado un comunicado, el 14 de junio de 2018, manifestando “su dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes”, con el deseo de transformarlo en “fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de  toda vida humana”.

El debate legislativo que ha llevado a la aprobación de la ley en la Cámara de los Diputados ha durado más de 20 horas, con 131 votos a favor y 123 en contra, para despenalizar el aborto hasta el cumplimiento de la semana 14 de gestación, pasada ahora al Senado para eventual sanción definitiva, informa ‘Vatican News’.

Soluciones nuevas

Los obispos reivindican que la Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren “proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia” y han declarado que existe la “oportunidad de buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto”.

Es necesario un diálogo sereno y reflexivo para responder a estas situaciones. Vivir el debate como una batalla ideológica nos aleja de la vida de las personas concretas. Si sólo buscamos imponer la propia idea o interés y acallar otras voces, seguimos reproduciendo violencia en el tejido de nuestra sociedad.

Asimismo, los obispos agradecen a todas las personas que, con “auténtico respeto hacia el otro”, han expresado sus ideas y convicciones aunque hayan sido distintas a las de ellos y valoran la honestidad y valentía de todos aquellos que en distintos ambientes de la sociedad han sostenido que vale toda vida y, de un modo particular, a los legisladores que han expresado esta mirada.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación