Dona ahora!

Misa en Santa Marta, 14 enero 2020 © Vatican Media

Santa Marta: La autoridad es “coherencia y testimonio”, no mandato

Meditación del Papa en la Misa

(ZENIT – 14 enero 2020).- “La autoridad se ve en esto: coherencia y testimonio”, afirmó el Papa Francisco y aclaró que dicha autoridad “no consiste en mandar y hacerse oír, sino en ser coherente, en ser testigo y, por ello, ser compañeros de camino del Señor”.

Hoy, 14 de enero de 2020, en la homilía de la Misa en la Casa Santa Marta, el Santo Padre se ha inspirado en el Evangelio del día, “Jesús enseñaba como quien tiene autoridad”, indica Vatican News.

En él se relata la enseñanza de Jesús en el templo, así como la reacción de la gente con respecto a su forma de actuar con autoridad, diferenciándose de los escribas.

A partir de este pasaje, Francisco explica la diferencia que existe entre “tener autoridad”, “autoridad interior” como el mismo Jesús, y “ejercer la autoridad sin tenerla”. Los escribas se encontraban en este último grupo porque, a pesar de ser especialistas en la enseñanza de la ley y escuchados por el pueblo, no se les creía.

El estilo de Jesús

De este modo, de acuerdo a la misma fuente, el Papa planteó “¿Cuál es la autoridad que tiene Jesús?” y respondió “es ese estilo del Señor ese ‘señorío’ -digámoslo así- con el que el Señor se movía, enseñaba, sanaba, escuchaba”.

Para él, efectivamente, se trata de un estilo señorial que viene de dentro y hace ver la “coherencia”. Jesús, describió, “tenía autoridad porque era coherente entre lo que enseñaba y lo que hacía, [es decir] cómo vivía. Esa coherencia  es la que da la expresión de una persona que tiene autoridad: ‘Este tiene autoridad, esta tiene autoridad, porque es coherente’, es decir, da testimonio”.

Hipocresía y esquizofrenia pastoral

No obstante, los escribas no eran coherentes y Jesús, dice el Pontífice, llama al pueblo a “hacer lo que dicen pero no lo que hacen” y les reprocha que “con esta actitud han caído en la esquizofrenia pastoral: dicen una cosa y hacen otra”.

El Obispo de Roma remitió a varios momentos del Evangelio en el que Jesús reacciona ante los escribas, unas veces acorralándolos, otras sin darle ninguna respuesta y otras “calificándolos”. Y la palabra que Jesús usa para calificar esta incoherencia, esta esquizofrenia, es ‘hipocresía’. ¡Es un rosario de calificaciones! Tomemos el capítulo veintitrés de San Mateo; muchas veces dice: ‘hipócritas por esto, hipócritas por esto, hipócritas…’”, expuso.

Pueblo de Dios tolerante

Jesús los define como hipócritas porque “la hipocresía es el modo de actuar de quienes tienen responsabilidad sobre las personas -en este caso responsabilidad pastoral- pero no son coherentes, no son señores, no tienen autoridad”, puntualizó el Santo Padre.

Y añadió que “el pueblo de Dios es manso y tolerante; tolera a tantos pastores hipócritas, a tantos pastores esquizofrénicos que dicen y no hacen, sin coherencia”.

No obstante, el Papa Francisco indicó que este pueblo de Dios “que tanto tolera” es capaz de distinguir la fuerza de la gracia. Y explicó esta cuestión aludiendo a la primera lectura del día, en la que el anciano Elí que había perdido toda autoridad y solo le quedaba la gracia de la unción y con ella “bendice y realiza el milagro” a Ana, que rezaba para ser madre.

En esta línea, Francisco considera que el pueblo de Dios, los cristianos y los pastores, “distingue bien entre la autoridad de una persona y la gracia de la unción. ‘¿Pero tú vas a confesarte con aquél, que es esto, y esto y esto?’ – ‘Para mí ese es Dios. Punto. Ese es Jesús’”.

Coherencia y testimonio

“Y esta es la sabiduría de nuestro pueblo que tolera tantas veces, tantos pastores incoherentes, pastores como escribas, y hasta cristianos – que van a Misa todos los domingos y luego viven como paganos. Y la gente dice: ‘Esto es un escándalo, una incoherencia’. ¡Qué mal hacen los cristianos incoherentes que no dan testimonio y los pastores incoherentes, esquizofrénicos que no dan testimonio!”, subrayó el Pontífice.

De este modo, según el citado medio vaticano, al final de la homilía, el Papa elevó una oración para que todos los bautizados tengan la autoridad de Jesús que él define, la de la coherencia y el testimonio.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación