Dona ahora!
Eucaristía en Santa Marta, 28 marzo 2019 © Vatican Media

Eucaristía en Santa Marta, 28 marzo 2019 © Vatican Media

Santa Marta: “O estás con Jesús o estás contra Jesús”

“Todavía hay tiempo” para abrir el corazón

(ZENIT – 28 marzo 2019).- “O estás con Jesús o estás contra Jesús”, dijo el Papa Francisco en la misa que celebró en Santa Marta el 28 de marzo de 2019. En su homilía según Vatican News, invitó a abrir el corazón al Señor, porque “todavía hay tiempo”.

“Muy a menudo estamos sordos y no escuchamos la voz del Señor. Escuchamos las noticias, los chismes de barrio: esto siempre lo escuchamos “, dijo el Papa comentando en la primera lectura. Enfatizó la “lamentación del Señor” contra las personas “obstinadas, que no escuchan”, que “cierran sus oídos”, que ha “perdido el sentido de la fidelidad”.

Francisco invitó al cristiano a preguntarse si él tampoco había hecho lo mismo, como si Dios “no contara”: “¿He perdido la fidelidad con el Señor?” – “No, no, voy todos los domingos a Misa…”. “Sí, sí, pero… mi corazón está duro, obstinado, sordo, deja que el Señor entre o se las arregla con tres o cuatro cosas y luego hace lo que él quiere?”.

“Esta es una pregunta para todos nosotros, insistió el Papa: todos debemos formularla”. Y, advirtió, cuando alguien que no escucha al Señor y endurece su corazón se encuentra con “algo… que no le agrada, abandona al Señor bajo algún pretexto, desacredita al Señor, lo calumnia y lo difama”.

Así, en el Evangelio, acusan a Jesús de expulsar demonios “por Beelzebul, el líder de los demonios”: es “el penúltimo paso del rechazo del Señor”, antes de “el paso sin retorno, que es la blasfemia contra el Espíritu Santo”. “El que no está conmigo está contra mí”, advierte Jesús: “No, no, estoy con Jesús, pero a cierta distancia, no me acerco demasiado”: no, no existe . O estás con Jesús, o estás contra Jesús; o eres fiel, o eres infiel; o tienes un corazón obediente, o has perdido la fidelidad”.

En conclusión, el Papa ha hecho una invitación a no perder la esperanza, ya que “todavía hay tiempo”. “Vuelve a mí de todo corazón” dice el Señor, “porque yo soy misericordioso y compasivo: yo olvido todo. Lo que me importa es que vuelvas a mí”, y se olvida de todo lo demás. Este es el tiempo de la misericordia, esto es el tiempo para la compasión del Señor abrir nuestro corazón para que él venga a nosotros.

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación