Un fruto del jubileo: la mayor presencia de católicos en política

Declaraciones del arzobispo de Valencia, monseñor García-Gasco

Share this Entry

VALENCIA, 18 sep (ZENIT.org).- El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín
García-Gasco, afirmó ayer que «la multitudinaria respuesta a las
convocatorias del Jubileo del 2000 debe reflejarse también en una mayor
participación de los cristianos en política, algo que se hace, incluso,
imprescindible».

El compromiso del cristiano en la vida pública «no puede reducirse a una
simple etiqueta, sino que implica asumir como gran exigencia propia, e
incluso como factor para su examen de conciencia, la adopción de medidas
políticas concretas para la promoción plena de la persona».

En declaraciones a la agencia Avan, del arzobispado valenciano, García-Gasco
considera que «es cada vez más necesaria y urgente la aportación del
humanismo cristiano para trazar un modelo de desarrollo político, social y
económico basado en el respeto a la persona».

El arzobispo de Valencia ha contrastado el «gran éxito de las convocatorias
jubilares de la Iglesia en el 2000» con lo que ha definido como «complejo de
inferioridad de ciertos sectores cristianos que impide ver al cristianismo
como un factor de renovación social», lo que provoca que «muchos no
encuentren en el cristianismo los contenidos capaces de dinamizar el modelo
de sociedad».

Frente a esta situación, el prelado confía en que «uno de los frutos del
impulso jubilar sea una mayor presencia de cristianos en la política, que
hagan realidad concreta su visión cristiana del hombre y de la historia a
través de la promoción íntegra y armónica de la persona humana», algo que
«debe exigirse cualquier cristiano en la vida pública».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")