Santa Sede: Monseñor Milingo deja de ser obispo católico

Print Friendly, PDF & Email

Un comunicado oficial reconoce que se ha salido de la Iglesia

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, 28 mayo 2001 (ZENIT.org).- Veinticuatro horas después de la ceremonia de matrimonio del arzobispo Emmanuel Milingo en el seno de la secta Moon, la Santa Sede ha publicado un comunicado oficial para hacer público su «pesar» y anunciar que el prelado deja de ser considerado obispo de la Iglesia católica.

El domingo pasado el antiguo arzobispo de Lusaka, que cumplirá 71 años en junio, participó en una ceremonia de matrimonio oficiada por el reverendo Sun Myung Moon, fundador en 1954 de la «Iglesia de la Unificación». El mismo líder de la secta le asigno como esposa a la acupunturista de 43 años, Marie Sung.

«Obviamente, la Santa Sede ha tomado acto con profundo pesar del gesto realizado por el arzobispo monseñor Emmanuel Milingo», comienza diciendo el comunicado de prensa firmado por Joaquín Navarro-Valls, portavoz vaticano.

«Con la participación en el rito público de matrimonio en la secta de «Moon» –continúa diciendo el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede–, se ha puesto de hecho fuera de la Iglesia católica y ha causado una grave herida a la comunión que los obispos en primer lugar deben manifestar a la Iglesia».

«Por ello –concluye el comunicado–, no podrá ser considerado obispo de la Iglesia católica y los fieles son invitados a sacar las debidas consecuencias de su comportamiento y de sus acciones, que constituyen el presupuesto para las sanciones canónicas previstas, que le serán comunicadas próximamente y después hechas públicas».

Después de la ceremonia, que tuvo lugar en el Hotel Hilton de Nueva York, Milingo, dijo a la prensa que la amenaza de la excomunión no significaba «nada» para él.

Milingo conoció a la mujer con la que contrajo matrimonio dos días antes. Fue escogida por el mismo Moon. A pesar de ello, el prelado dijo que la consideraba «un alma gemela» y admitió que ni siquiera sabía dónde vivirían.

La Santa Sede había sido muy tolerante con el arzobispo hasta la ruptura definitiva. En 1983, Juan Pablo II le transfirió a Roma por uso indebido de los poderes de exorcismo y graves desuniones causadas en la arquidiócesis de Lusaka (Zambia). Le nombró «delegado especial» del Consejo Pontificio para los Emigrantes.

A pesar de que el obispo continuó realizando ceremonias de exorcismo y espectáculos en varias diócesis, especialmente en Italia, sin el permiso de los obispos, no había sido castigado nunca con otras sanciones eclesiásticas.

Hace un año, fue dimitido de su cargo en el Consejo para los Emigrantes. Ahora bien, por respeto a su persona, la Santa Sede mantuvo su sueldo, así como la casa y el pasaporte vaticano.

Uno de sus amigos que trabaja en el Vaticano y representantes de la Santa Sede en Estados Unidos trataron de contactar al prelado la semana pasada para preguntarle por sus intenciones. La secta, sin embargo, le ha mantenido segregado e inaccesible.

Desde hace algunos años Milingo había entrado en la órbita de la secta Moon. Uno de los actos más evidentes fue su participación en matrimonios masivos organizados por la secta en 1999, en Japón, y en el año 2000, en Corea. Por este motivo, fue severamente amonestado por escrito por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano.

Según amigos del prelado, en los últimos tiempos trabó una gran amistad con un médico chino perteneciente a la secta Moon, residente en Roma. Se había dirigido a él para ser curado de unos dolores que sentía en la pierna.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }