Proceso de beatificación del fundador del Partido Popular Italiano

El padre Luigi Sturzo, modelo de «caridad política»

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ROMA, 3 mayo 2002 (ZENIT.org).- Este viernes la diócesis de Roma abrió oficialmente la fase diocesana del proceso de beatificación del padre Luigi Sturzo (1871-1959), fundador del Partido Popular Italiano.

«Tomar en serio» las enseñanzas del padre Sturzo evitaría el renacimiento de integrismos, borracheras políticas, así como espiritualismos que tienden a demonizar la política, afirmó monseñor Michele Pennisi, obispo de Piazza Armerina, presidente de la Comisión histórica para la canonización.

La ceremonia de apertura del proceso tuvo lugar a mediodía en el Aula de la Conciliacióin del Palacio Apostólico Lateranense, sede de las oficinas administrativas de la diócesis de Roma.

El obispo Pennisi subrayó la «caridad política» del padre Sturzo, que hoy día «mantiene una gran actualidad, en un momento en el que asistimos al rechazo de la participación política en particular entre los jóvenes, así como a una crisis del espíritu de solidaridad entre individuos, clases, y naciones».

Sturzo «sintió como una misión introducir la caridad en la vida política» con la convicción, añadió el prelado, de que «la caridad cristiana no puede reducirse sólo a la beneficencia o a la asistencia, sino que tiene que ser el alma de la reforma de la sociedad moderna democrática, en la que las personas están llamadas a participar responsablemente para realizar el bien común».

Luigi Sturzo (Caltagirone, Italia, 26 de noviembre de 1871) se comprometió activamente ya en sus primeros años de sacerdocio para promover las enseñanzas del Papa León XIII en la «Rerum novarum» (1891) sobre la condición obrera.

Tras la segunda guerra mundial, en 1919, ante la exclusión de los católicos de la democracia que había impuesto la creación de la República italiana, y ante la amenaza fascista, en circunstancias totalmente excepcionales para un sacerdote, fundó el Partido Popular Italiano, «laico y aconfesional», que hundía sus raíces en la visión cristiana del hombre.

Durante años fue una de las pocas fuerzas capaces de oponerse al fascismo de Benito Mussolini. En 1924, presentó su dimisión como secretario del Partido por petición de la Santa Sede, que le pidió concentrarse en su papel de asesoría espiritual y ética de políticos.

Ante serias amenazas contra su vida lanzadas por los fascitas, la misma Santa Sede le pidió que salvara la vida viajando a Londres, en 1924.

Al estallar la segunda guerra mundial, Sturzo tuvo que abandonar Londres y refugiarse en Nueva York, adonde llegó el 3 de octubre de 1940. Durante los seis años que estuvo en Estados Unidos fundó la asociación de católicos «American People and Freedom».

Al regresar a Italia, tras la segunda guerra mundial, el Partido que había fundado evolucionó, asumiendo el nombre Democracia Cristiana. Don Sturzo rechazó de nuevo entrar en la política, a pesar de que el presidente de la República Luigi Einaudi le nombró senador de por vida el 17 de diciembre de 1952. Murió en Roma el 8 de agosto de 1959.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación